Buenos propósitos cerveceros para el 2013

Buenos propósitos cerveceros 2013“En 2013 voy a aprender inglés, voy a dejar de fumar, voy a pasar más tiempo con la familia…” En estas fechas, solemos renovar nuestros buenos propósitos de cara al año que empieza. Plantear nuevos hábitos es una forma de encarar el futuro con un objetivo que nos anima y nos ilusiona. En la última entrada del blog de este año, nos hemos planteado cómo podría ser una lista de buenos propósitos para un cervecero en 2013. Y aquí tenéis el resultado.

1. Cum laude en cultura cervecera. Desde su historia hasta las fases de  elaboración pasando por sus ingredientes o los recipientes idóneos para disfrutarla. La cerveza encierra tantos aspectos que los 365 días del año se te quedarán cortos para convertirte en el rival imbatible en un trivial “cervecero”.

2. Año nuevo, cervezas nuevas. Nadie se resiste a la clásica cerveza rubia, la lager, pero… ¿Te has planteado alguna vez en pedir algo diferente? Si con el cambio del año renuevas el armario o tu peinado, atrévete a hacerlo con la cerveza. Opciones hay para cualquier momento y cualquier plato con que la tomes: cerveza de abadía, especial, de trigo, negra, etc. Y no hace falta irse muy lejos…

3. Cada cerveza con su pareja. Si para ti comer con cerveza solo significa dar buena cuenta de las aceitunas del aperitivo, abre los ojos (y sobre todo, las papilas gustativas) a nuevas armonías. Las variedades elaboradas por las compañías cerveceras de nuestro país ofrecen todo un abanico de posibilidades: modernas (con cocina fusión), picantes (con comida mexicana) o exóticas (con platos peruanos).

4. La mejor recompensa. Salir a correr con amigos y tu música favorita se ha convertido en uno de los mejores momentos del día. ¿Y si lo completas con unas cañas en buena compañía? Este año 6 ciudades han descubierto los beneficios de la combinación entre cerveza y deporte gracias a la iniciativa Beer Runners: www.beerrunners.es. Una web que no deberías perder de vista, porque en 2013 también podría aparecer la tuya…

5. Honrarás a la cerveza y a la tapa. El Gordo y el Flaco, Fred y Ginger o Batman y Robin. Son parejas que han pasado a la historia por saber complementarse y mejorar el uno al otro. Del mismo modo que la cerveza y la tapa, que si por separado son irresistibles, juntas forman un binomio prácticamente perfecto y compatible con una dieta equilibrada:

6. Cerveza en la mesa… y en la cocina.  Un ingrediente aprovechable en todas las fases de una comida, que aporta un toque especial a muchos guisos, con un sabor propio que no enmascara el del resto de ingredientes. En entradas anteriores de este blog y en nuestro perfil de Twitter encontrarás muchas y variadas propuestas. ¡Que aproveche!

7. Nadie es perfecto… pero tu cerveza puede serlo. Empezando por pedir que te la sirvan adecuadamente, esto es, en un recipiente de cristal fino, que esté frío pero nunca congelado y con una espuma atractiva (alrededor de 2 cm).

8. Di NO al vaso del tubo. Unamos nuestras fuerzas para desterrarlo de los bares y restaurantes españoles. Sea cual sea tu variedad de cerveza favorita el próximo año, brindamos por un 2013 en el que no se beba directamente de la lata, un año sin vasos de plástico ni inventos horteras y, por supuesto, sin vasos de tubo.

9. Cervecear se conjuga en plural. Los mayas se equivocaron, el mundo seguirá girando en 2013 y tendremos nuevos motivos para reunirnos con nuestra gente. En nuestra cultura mediterránea disfrutar de la cerveza está ligado a distintas formas de relacionarnos con los demás: el aperitivo de los sábados con los amigos, una celebración familiar, el afterwork con los compañeros de trabajo…

10. Y por supuesto, no olvides la moderación. Sin esta palabra los 9 propósitos anteriores carecerían de sentido. Y es que debemos beber siempre para recordar.

Desde Cervecear esperamos que sigáis por lo menos algún punto de este decálogo y aprovechamos para desearos un 2013 lleno de buenos momentos cerveceros.