La cerveza también tiene su ciencia

La cerveza es mucho más que sabor y buenos momentos por eso esta semana queremos mostraros el mundo cervecero desde una perspectiva diferente y poco conocida, a través de la ciencia.

A lo largo de la historia los científicos que han investigado los procesos de elaboración de la cerveza han logrado importantes avances y descubrimientos que han tenido aplicaciones en diferentes campos, entre ellos la medicina. ¿Quieres saber cuáles son?

Te invitamos a hacer un recorrido por la historia que arranca a finales del siglo XIX, la edad de oro de la “ciencia cervecera”.

El siglo XIX, un final dorado

A finales del XIX se nota en el aire un tono áureo, un sabor especial, un pensamiento singular. En este momento los científicos empiezan a interesarse por el sector cervecero y sus posibilidades de investigación biológica –no hay que olvidar que la cerveza debe su sabor a un proceso biológico, la fermentación- y arranca una época de grandes avances científicos.

Estos son los hitos principales:

1837

El físico francés Cargniard Latour atribuye el proceso de fermentación a las levaduras.

Charles Cagniard Latour

1879

Ese año marca una fecha clave de la historia moderna de la cerveza. Pasteur publica su famoso libro Études sur la bière  en la que demuestra que la fermentación del mosto de la cerveza se debe a un microorganismo vivo, el  Saccaromyces, una levadura que desdobla el azúcar en alcohol y anhídrido carbónico.

Los trabajos de Pasteur sobre la cerveza evidenciaron la existencia de microorganismos que podían alterar el sabor. Este descubrimiento da pie a una serie de investigaciones que mejorarán de manera importante el proceso de elaboración de la cerveza y marcará un antes y un después también en la historia de la medicina.Louis Pasteur

1880

Carl von Linde patenta en Munich una innovadora máquina frigorífica para la industria cervecera que hará famosas en todo el mundo las lager locales.Carl von Linde

1882

Hansen logra aislar al Saccaromyces abriendo así la vía para el uso de los cultivos puros de levaduras a gran escala.

Este descubrimiento permite controlar las bacterias que desencadenan la fermentación y evitar la acción de agentes nocivos externos. Además, hace posible la elaboración de distintos tipos de cerveza inalterables a través de la selección de levaduras.

Hansen-emil-christian

1897

Los hermanos Büchner descubren que es posible la fermentación sin levadura y demuestran que la fermentación alcohólica se debe a la acción de una enzima llamadas zimasa.

A partir de estos descubrimientos se empiezan a esterilizar las salas de braceado y mejora la higiene en el proceso de elaboración de la cerveza, hitos que sin duda han contribuido a que hoy en día podamos disfrutar de la calidad de nuestras cervezas.

Como veis, nuestra bebida favorita también tiene su lado científico y las investigaciones y descubrimientos que se han dado en torno al mundo cervecero han tenido una gran repercusión.

El rastro de estos descubrimientos ha quedado reflejado en la literatura y las artes plásticas pero eso ya es levadura de otra cerveza que contaremos en futuros post.