Buceando en la historia de la cerveza

Sin duda, hoy en día todos conocemos qué es la cerveza y cómo nos gusta tomarla, sin embargo ¿sabemos de dónde procede? ¿Nos creerías si te dijésemos que han sido los descubrimientos más inesperados a lo largo de su historia los que la han convertido en lo que es actualmente?

Si hemos conseguido despertar tu interés y quieres descubrir qué hitos a lo largo de la historia de la cerveza han hecho que exista tal y como la conocemos a día de hoy, sigue leyendo:

  1. ¿Sabías que la cerveza tiene su origen en el pan de cerveza?

¿Quién nos iba a decir que hace 5.000 años en Mesopotamia la cerveza nacería en forma de pan? Eran las mujeres las que se encargaban de realizar este pan especiado que, tras mantenerse en tinajas y dejarse fermentar, daba lugar a una cerveza que se consideraba un alimento en sí mismo debido a su valor nutritivo equiparable al del pan.

  1. La preparación de cerveza en manos de las mujeres de la élite o sacerdotes

Posteriormente, en el 3.000 a.C., la cerveza comenzó a tener altas cantidades de alcohol. La producción de la misma se consideraba una profesión noble en manos de mujeres de la élite y se utilizaba principalmente en celebraciones religiosas. 

La deidad cervecera de los sumerios era la diosa Ninkasi, cuyo nombre significa “la Señora que llena la boca”, la diosa de la elaboración de cerveza o el alcohol y nacida en agua dulce y brillante.

  1. La cosa va de diosas: En Egipto se atribuía su invención a Osiris

En el año 1.279 a.C. los egipcios perfeccionaron la receta de la cerveza y la ofrecían como obsequio a los dioses atribuyendo su invención a Osiris, diosa de la resurrección, la vegetación, la fertilidad y la agricultura. Además formaba parte de la dieta diaria junto a otros alimentos como la cebolla o el pan. Tanto es así que sus fábricas, en tiempos de Ramses II, producían 4 millones de litros al año y sus graneros se destinaban a la elaboración de cebada, que utilizaban como moneda de cambio.

  1. La cerveza un brebaje de bárbaros

A pesar de que la cerveza era un alimento muy popular en la civilización griega, el Imperio Romano decidió dejarla de lado por considerar que se trataba de una bebida ligada a los bárbaros con los que convivían durante la guerra. Sin embargo, serían éstos los que desarrollasen uno de los principales avances de la época: los toneles de madera que los galos empezaron a utilizar para fermentar, guardar y transportar.

  1. El lúpulo como ingrediente clave

Tras el triunfo de los bárbaros, el consumo de cerveza se traslada al norte de Europa. En el año 1000 tiene lugar un gran descubrimiento: el lúpulo, gracias al uso del gruit a base de plantas y especias que se utilizaba para aromatizar la cerveza. A partir de este momento se comenzaría a incluir en el proceso de elaboración antes de la fermentación.

¿Sabías que a partir del año 1600 comenzaron a distinguirse las cervezas sin lúpulo y las tradicionales (Ale) de las cervezas con lúpulo importadas de la Europa Continental o ‘beers’?

  1. Creación de la cerveza Lager

Durante la Edad Media se instauró la conocida ‘Ley de Pureza de 1516’, por la cual la cerveza únicamente debía contener agua, malta, levadura y lúpulo y que se extendería hasta el siglo XIX. Sin embargo la historia dio un giro en el siglo XV cuando los monjes de los monasterios de Baviera deciden guardar la cerveza en bodegas subterráneas para conservar su frescura durante todo el año; momento en el cual nace la cerveza Lager: más clara, limpia y estable.

  1. La aparicion de una lager dorada y transparente como nunca antes se había visto: la cerveza estilo Pilsen

En el año 1842, de la mano del maestro cervecero Joseph Grolle, se crea en la ciudad de Pilsen una cooperativa cervecera local cuyo objetivo sería encontrar una cerveza que fuese capaz de competir contra las largers oscuras. Comprendieron que, si controlaban la temperatura durante el proceso de malteado, lograrían obtener una cerveza de un color dorado como nunca antes se había visto.

  1. A partir de los años 70 la cultura cervecera se vuelve más intensa que nunca

Con la llegada de la Revolución Industrial a Inglaterra, la cerveza comenzó a comercializarse en pubs y “establecimientos hosteleros” de la época dejando de lado el ámbito privado de los hogares. La cerveza termina convirtiéndose en una bebida muy popular sobre todo gracias a las comunicaciones y los avances científicos.

 

Datos extraídos de www.loscervecistas.es y del blog de Cervecear.

Leave a Reply