5 planes para hacer solo (o no tan solo)

Sí, vale, lo reconocemos. Los seres humanos somos seres sociables y nos encantan los planes en grupo, sobre todo si implican irnos de cañas o a tapear con amigos. Pero ¿y los planes en soledad, esos que también puedes disfrutar por tu cuenta y tras los cuales siempre puedes reunirte con tu grupo de siempre y tomarte algo? ¿Dónde han quedado?

Olvídate de los domingos de Netflix tirado en el sofá, de la pizza al horno (o la comida a domicilio) y del pijama que no te quitas ni cuando tus compañeros de piso te lo piden y lánzate a hacer esos planes para los que siempre has creído que necesitabas compañía, pero en realidad no.

Date un capricho. Cinéfilo, por supuesto 😉

Eres un amante del cine y de los pocos que aún disfruta con las proyecciones clásicas (más allá de Casablanca o los Puentes de Madison), pero siempre has creído que, si no ibas con alguien más, ¿con quién ibas a comentar tus impresiones? Deja un lado los prejuicios, hazte tu propia “film list” y ¡a disfrutar!

Conviértete en turista en tu propia ciudad

Cafeterías, bares, restaurantes… Seguro que controlas casi todo (o casi todos los que puedes encontrar y merecen la pena por tu radio de movimiento), pero ¿y el resto de tu ciudad? ¿Cuánto la conoces? Nada como un plan diferente un sábado o domingo por la mañana y unas cañas con amigos al sol al terminar.

Audio guía y exposiciones, la combinación que siempre funciona

A tu aire, sin prisa y contemplando cada detalle. Nadie marcará tu tiempo y puede que incluso las horas se te pasen volando sobre todo gracias a las nuevas propuestas que han llegado a casi todas las ciudades. Además, ¿no te parece un plan perfecto para los días de frío y lluvia? Nosotros te recomendamos prepararte una agenda y dedicarte un día a la semana para ti y para estos planes más culturales.

 

Canta, grita, salta y vive un concierto al máximo

Seguro que alguna vez te ha pasado que te has quedado en casa cuando querías ver a tu grupo favorito en directo, pero ninguno de tus amigos se ha dejado convencer. ¿Te has parado a pensar en la libertad que da cantar a pleno pulmón en un concierto en el que nadie te conoce? Seguro que después de experimentarlo por primera vez quieres repetir.

Realidad virtual, o cómo lanzarte desde un piso de 160m

A priori puede parecerte un plan para hacer en compañía, pero eso es porque seguramente no has probado a hacerlo solo (o porque ni siquiera lo has probado). Descargarás adrenalina y pasarás un rato muy agradable pensando únicamente en cómo evitar que dinosaurios, robots y zombies te maten o venciendo tu miedo saltando desde más de 160m.

Y hasta aquí nuestras 5 propuestas de planes (al final te dejamos un bonus track, por si te ha sabido a poco). Eso sí, te recomendamos que después de cualquiera de ellos quedes con tus amigos, conocidos, pareja o familia y te tomes una cerveza con tapa para contarles cómo ha sido tu experiencia. Será un buen momento para compartir y disfrutar de su compañía sin dejar de practicar esos hobbies que te alegran el día a día.

Tú eliges el destino, el destino hará el resto

Sí, sí, sabemos que puede dar miedo solo de pensarlo, pero oye ¡quién no arriesga nunca llega a conocerse! Además, viajar solo ayuda a ser más receptivo y te permitirá conocer gente nueva que quizá se acaben convirtiendo en amigos para toda la vida. Escoge destino, haz un free tour, conoce gente e id a tomaros una cerveza al terminar. Ya verás cómo la perspectiva cambia.

Leave a Reply