¿Operación bikini? Sí, el verano está a la vuelta de la esquina.

Cerveza y Ensalada

Ahora que por fin llega junio y de un momento a otro llegará el calor para quedarse, apetece más que nunca disfrutar de una cerveza bien fresca. Ya está aquí el momento más esperado del año: las tardes de terrazas y largas conversaciones entre amigos con unas cervezas al sol. Pero tú, que no te has tomado muy al pie de la letra la operación bikini, piensas que deberías ponerte las pilas y renunciar a tus pequeños placeres. No te preocupes, aquí tienes unos consejos para disfrutar mientras mantienes la línea.

La ensalada, nuestro gran aliado. ¿Quién dijo que tenía que ser aburrida? Elige diferentes tipos de lechuga, que tenga queso, fruta o incluso frutos secos… ¡Hay mil combinaciones! Pero, sin duda, nuestra mejor propuesta es combinarla con una cerveza ligera de cuerpo de medio, una Lager Especial que hará que la ensalada te sepa a gloria.

Si tienes que bajar corriendo al bar de debajo de la oficina en ese hueco que tienes para comer y quieres cuidarte, te recomendamos que le pidas a tu camarero una buena brocheta de tomate cherry con mozzarella y albahaca, es un plato fresquito y una armonía perfecta para una cerveza SIN. Volverás como nuevo a trabajar.

Un manjar que no podemos dejar de lado es, sin duda, los espárragos con jamón. Nosotros te recomendamos tomarlos con una cerveza de trigo. No te olvides comerlos con las manos, saben mejor.

Y para terminar, creemos que un oasis en forma de postre de vez en cuando no viene nada mal, ¿un brownie? ¿un coulant de chocolate? Cualquiera que tenga chocolate para combinarlo con una stout negra. ¿Te atreves?

Ahora que conoces estas armonías, no tienes excusas para cuidar tu peso sin renunciar a disfrutar al placer de seguir tomando tu cerveza bien fresca.

Cerveceros 27

Menú detox armonizado con cerveza

Cerveza y dieta

Los excesos navideños pesan, y nunca mejor dicho. Pero más que esos kilillos de más (que, tranquilos, tan rápido como vinieron, se irán) tenemos la necesidad de ‘limpiar’. Esos momentos ‘boa’ vividos en las navidades nos han creado una sensación de pesadez, de desasosiego… ¡sí! ¡sí! ¡De desasosiego hemos dicho! Que queremos quitarnos ¡lo necesitamos!. Y eso se consigue con una alimentación sana y deporte, sin hacer locuras. Se puede comer bien, un menú variado y de calidad, sin ninguna necesidad de pasar hambre, y proceder así a ‘la desintoxicación  turronístico-pulardera’.

Mira si somos afortunados, nosotros los cerveceros, que podemos acompañar nuestros menús detox (término moderno que debes utilizar en lugar de menú para desintoxicación turronístico-pulardera si quieres estar ‘in’) con cerveza. Según el estudio Asociación entre el consumo moderado de cerveza tradicional y sin alcohol y la composición corporal, elaborado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el consumo moderado de cerveza no modifica el peso ni la composición corporal. La cerveza sólo contiene 90 kcal, 34 kcal si es cerveza sin alcohol. ¡Y puedes acompañar tu menú detox con una cervecita! ¿No es el mundo maravilloso?

Te proponemos algunas recetas concretas para elaborar tu menú detox acompañándolo con cerveza, para que puedas buscar armonías perfectas y disfrutar de la ‘desintoxicación’. Las dos primeras, extraídas del libro ‘Alimenta tu corazón. Recetas mediterráneas para cuidar la salud’, de la Dra. Carmen Garcés y el Dr. Carlos Lahoz:

  • Menestra de verduras con cerveza Extra:

Ingredientes:

Judías verdes 200 g
Guisantes 200 g
Espárragos 200 g
Zanahoria 200 g
Corazón de alcachofas 100 g
Jamón serrano 100 g
Patatas 200 g
Aceite de oliva 4 cucharadas 40 ml
Cebollas 1 unidad 250 g
Ajo 2 dientes 250 g
Sal Una medida estándar. Ya tú sabeh.

Preparación:

Cuece al dente cada verdura por separado en agua con sal. Corta la patata en dados y ‘píntala’ con aceite. Haz un sofrito con la cebolla y el ajo y, cuando estén transparentes, añade el jamón. Dale unas vueltas. En una cacerola, mezcla las verduras y las patatas y añade el sofrito. Pon la cacerola al fuego y voltea para que no se deshagan las verduras.

Las menestras de verduras son muy difíciles de armonizar con diferentes bebidas por sus sabores agresivos. Por ejemplo, el tono acuoso y delicuescente de los espárragos o el sabor metálico y dulzón de las alcachofas arruinarían un buen vino. La cerveza, en cambio, atenúa los amargores y, gracias a la intensidad de la tipo extra, lograremos acompañar a la perfección la menestra.

  • Chicharros al horno con cerveza de trigo

Que es época. Su carne es más fresca y jugosa durante los meses fríos. Recuerda comprarlos rígidos y brillantes y consumirlos lo más rápidamente posible.

Ingredientes

Chicharros 3 unidades 600 g
Aceite de oliva 2 cucharadas 20 ml
Ajo 2 dientes 20 g
Zumo de un limón

Medida estándar. Ya tú sabeh.

Perejil picado
Sal

Preparación

Sala los chicharros y colócalos sobre una fuente de horno o cazuela de barro ligeramente ‘pintada’ con aceite. Pela los ajos, pícalos y saltéalos en el aceite añadiendo el perejil picado al final. Unta los chicharros con la mezcla, rocíalos con el zumo de limón y mete la fuente en el horno a 180 ºC durante 5 minutos.

Con este pescado azul de sabor intenso contrasta muy bien una cerveza con cierto cuerpo para equilibrar la fuerza del bocado.

  • De postre, queso de Burgos con armonía ‘sorpresa’:

Porque, sorprendentemente para muchos, los quesos de Burgos pueden ser acompañados con total garantía de éxito tanto por una cerveza sin alcohol como por una stout negra. La cerveza sin alcohol aporta un sabor a cereal dulce que nos recordará al perfecto ensamblaje que consigue el queso con el pan. Si, como opción, elegimos la cerveza negra, nos dará la impresión de que el queso está regado con miel de brezo. ¡Eh! ¡es en serio! ¡pruébalo!

Ánimo con este periodo detox, y ya verás cómo notas hasta en tu ánimo que tu cuerpo se va limpiando. Pero nunca, recuerda, ¡nunca! Dejes de disfrutar.

 

Cerveza, productos con denominación de origen y alumnos de hostelería: armonías de lujo

Esta semana hemos vivido dos jornadas llenas de armonías en todos los sentidos. Por un lado las armonías entre cervezas y productos con denominación de origen, y por otro armonía entre la ilusión de los jóvenes hosteleros que se están formando y el empaque y ‘savoir faire’ de un gran profesional de la sumillería, Juan Muñoz. Formar a los profesionales de la hostelería en el correcto servicio de la cerveza e incrementar el conocimiento sobre la relación entre esta bebida y la gastronomía han sido los objetivos de estas jornadas de formación desarrolladas por Cerveceros de España.

Gema Parejo presenta su Tataki de caballa marinada en soja con confitura de tomate y lager Pilsen  Alumnos CETT presentando sus maridajes con longaniza de Vic

Escuela de Hostelería del CETT en Barcelona

La primera presentación tuvo lugar el miércoles en Barcelona, en la Escuela de Hotelería del CETT con la colaboración del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida de la Longaniza de Vic. Los protagonistas, indudablemente, fueron los alumnos se la Escuela que respondieron al reto de Cerveceros de España de elaborar un plato, a partir de la IGP Longaniza de Vic, que combinase con un determinado tipo de cerveza. Las tres propuestas presentadas aunaron la tradición de la cocina catalana con un toque vanguardista. Así, por ejemplo, Víctor Rodenas se decantó por un clásico “mar y montaña” de calamar de potera relleno de longaniza, combinado con una cerveza de trigo; la propuesta de Albert Llorens incluye un solomillo lacado de pato con falso arroz de patata, acompañado de una lager extra. También eligió esta variedad Javier Padilla para acompañar una versión de uno de los platos más tradicionales de la gastronomía catalana, el canelón de longaniza de Vic. Todos ellos se podrán encontrar en la carta del Aula Restaurant del CETT a partir de la próxima semana.

Como dice el propio Juan Muñoz, estas acciones “demuestran la gran versatilidad de la cerveza en la gastronomía. Desde el sabor afrutado de una cerveza de trigo como contrapunto a la combinación de carne y marisco hasta la intensidad de una lager extra para acompañar los platos más contundentes”.

Escuela Superior de Hostelería de Sevilla

La segunda de las presentaciones ha tenido lugar hoy, jueves, en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla con la colaboración del Consejo Regulador de las Denominaciones Específicas Melva y Caballa de Andalucía. Esta vez los protagonistas han armonizado sus platos marineros con cervezas de distintos tipos. Alma Rodríguez ha rendido homenaje a su Cádiz natal con “Lo que La Caleta perdió en Barbate”, una mousse de melva recubierta de Tataki de caballa con lager Pilsensucedáneo de caviar rojo y panecillos de algas, acompañada de una lager especial; Gema Parejo recurre a la gastronomía japonesa, una de las mejores armonías de la cerveza, con su Tataki de caballa marinada en soja con confitura de tomate y lager Pilsen. Joaquín Martínez, por su parte, se ha decantado por una Caballa con dados de manzana y gel de cítricos e hinojo con cerveza de abadía.

El correcto servicio de la cerveza en hostelería, ya sea de grifo o de botella, ha sido uno de los aspectos más destacados por el Presidente de la Academia de Sumillería, Juan Muñoz, en estas jornadas: “Para ofrecer al consumidor de cerveza una experiencia perfecta en el bar o restaurante en el que trabajéis, es fundamental cuidar todos los detalles: la temperatura, la espuma, la presentación en la mesa, el recipiente adecuado a cada variedad, etc.”

Sólo nos queda felicitar a los alumnos de las Escuelas de Hostelería por su trabajo y su entusiasmo. La hostelería es uno de los sectores con más expectativas de generación de empleo en nuestro país, y nuestra fama está asegurada en manos de estos grandes y prometedores profesionales.

Menú de verano contra el calor

Ya hemos dicho muchas veces que contra el calor, no hay nada como una cerveza bien fresca… por eso queremos proponeros un estupendo menú de verano maridado con diferentes variedades de cervezas. Nosotros lo probamos en la Librería A Punto de Madrid (Centro Cultural del Gusto) de la mano de la experta gastronómica Sara Cucala que nos ayudó a encontrar las mejores armonías, esperamos que a vosotros os sirva de inspiración para disfrutarlo en vuestra terraza favorita, si puede ser, ¡al lado de la playa!

Lager Pilsen con…

Trilogía de sopas frías (gazpacho, ajoblanco y remolacha)

Las notas herbáceas y el retrogusto amargo de la Lager Pilsen armonizan a la perfección con los vinagres de los gazpachos. El ácido del tomate, el punto de dulzor de la remolacha e incluso esa fusión entre ajo y almendra se resalta con el primer trago de este tipo de cerveza y su personal sabor a heno, a la cebada.

Gazpachos-con-lager-pilsen-y-lager-especial

Lager especial con…

Ensalada de varias lechugas, foie micuit y manzana
Caballa en escabeche con verduritas encurtidas

Las cervezas del tipo Lager especial recogen en el gusto y postgusto notas de cereales tostados e incluso un ligero matiz a ahumados y regaliz. Es una cerveza redonda en boca y muy aromática. Todas estas propiedades la ponen a la cabeza como una de las preferidas para maridar con escabeches y encurtidos. Hace que los amargos y ácidos se equilibren gracias a los tostados del cereal; y también al ser suntuosos en boca se convierte en una ‘pareja de hecho’ deliciosa para un buen foie.

Cerveza de abadía con…

Hamburguesa de ternera con mahonesa de mostaza en grano, cebolla encurtida, canónigos en pan de brioche. Acompañado de ensalada de aguacate y tomate; y chips de patata nueva

Hamburguesa-con-cerveza-abadía

Con mucho cuerpo, aromáticas y con deliciosas notas frutales, son cervezas de trago lento que dejan un postgusto seco. Estas características las hacen ideales para platos contundentes de carnes rojas como la hamburguesa de ternera. La mostaza aporta un punto de acidez.

Stout Negra con…

Bombones de chocolate (negro con pimienta rosa, curry y chile)

A caramelo, café, chocolate fundido… La cerveza negra recoge un abanico de notas aromáticas muy sorprendentes y golosas, por eso es el trago perfecto para acompañar chocolates puros bien especiados. Por sorprendente que resulte la stout negra es un estupendo trago para poner el broche final a una comida.
¡Que aproveche!

Armonías con cerveza: Un menú primaveral

sardina asturias

Hoy continuamos nuestra serie de las armonías de la cerveza proponiendo un menú muy primaveral que, por supuesto, regaremos con nuestra bebida favorita.

Y es que ahora que por fin parece que llega el buen tiempo para quedarse apetece más que nunca disfrutar de una cerveza bien fresca. Llega el momento de las terrazas, las cañas al sol y también es la época de disfrutar de los manjares propios de esta temporada como es el caso de la sardina.

La sardina, es una de las joyas de nuestros mares, un producto con muchos beneficios para la salud y el paladar que llega a nuestras mesas a partir del mes de mayo y alcanza su mejor momento en San Juan, el 23 de junio, como dice el refrán: “Por San Juan la sardina moja el pan”.

Los pescados azules como la sardina tienen un alto contenido en grasa y gustos más marcados que los pescados blancos, por eso armonizan muy bien con la cerveza, una bebida que ‘limpia’ el paladar y aporta el contrapunto refrescante.

La cerveza, por tanto, es una gran compañera de la sardina, igual que sucede con los atunes, bonitos, boquerones, salmones, lampreas, pez espada. Todos los pescados que se ahúman, se marinan, se escabechan, se preparan en conserva o se someten a salazón, en todas sus variantes, combinan muy bien con las cervezas.

De todas las preparaciones posibles, nuestra favorita, y una de las más típicas en esta época del año es tomarlas asadas o a la brasa. En este caso, proponemos completar el menú con otro plato que también mejora si se disfruta con una cerveza, la ensalada.

ensalada

El hecho de que las ensaladas se suelan aliñar con vinagre deja fuera de juego a la mayoría de los vinos, en cambio las cervezas se desenvuelven con gran soltura con las ensaladas, especialmente las cervezas  ligeras de cuerpo medio.

La cerveza combina con ensaladas convencionales, de verduras dulzonas y de hojas amargas y va bien con cualquiera de sus aderezos, desde los vinagres de reserva de Jerez, vinagres dulces de Módena, aliños más sencillos e incluso con hierbas aromáticas, quesos rallados o mostaza.

Ya no hay excusas a la hora de experimentar con las ensaladas, un plato que muchas veces se ha tachado de aburrido pero que ofrece muchas posibilidades y, además, consigue una excelente armonía con la cerveza.

La cerveza… ¡que te la den con queso!

Queso

Seguro que muchas veces has oído eso de… ¡que no te la den con queso! Este dicho popular viene de la costumbre de algunos bodegueros de ofrecer queso antes de dar a probar los vinos mediocres, porque el fuerte sabor de este alimento impide degustar en su plenitud esta bebida. Ante un queso de sabor fuerte el vino parecía mejorar pero una vez en casa el comprador descubría que el caldo no era de la calidad apreciada en la bodega. Esto no ocurre con la cerveza que por su capacidad de limpiar el paladar consigue una armonía perfecta con los quesos.

cerve y queso

Continuamos nuestra serie de armonías con cerveza proponiendo la combinación de esta bebida con un alimento que ocupa un lugar destacado en nuestra gastronomía, tanto por variedad como calidad, el queso. ¿Preparados para que os la den con queso?

La mayor parte de afinidades entre cervezas y quesos se dan con los quesos de vaca, a excepción de uno de nuestros más característicos y populares quesos, el manchego curado de oveja. El queso manchego curado, con notas ligeramente ácidas y picantes, logra una gran armonía con las cervezas de abadía, donde predominan los matices florales y frutales de la manzana.

En el caso de los quesos de vaca, en general, podemos afirmar que las cervezas lager, ligeras y frescas, casan bien con los quesos jóvenes de vaca donde predominan las texturas blandas o semiblandas porque neutralizan bien la grasa y acidez del queso.

A medida que los quesos ganan maduración y son más añejos, requieren también cervezas de mayor grado, cuerpo y aroma. Los de vaca añejos combinan bien con las negras y los quesos pestosos con las cervezas aromáticas.

Os damos algunas propuestas de armonías entre quesos y cervezas:

Lager especial con Tronchón-cabra

La cerveza lager especial, por su cremosidad y notas de ahumados leves es ideal para acompañar la acidez de este queso histórico.

Lager extra con Afuega el Pitu

Una cerveza cremosa y frutal como la lager extra controla y equilibra esta variedad de queso de final picante e intenso.

Lager extra con Mahón

El queso de Mahón, intenso y cremoso, con notas muy lácteas consigue un perfecto equilibrio de sabores con una cerveza de carácter y cuerpo como las lager extra.

Lager negra con queso de Abadía

Un queso ‘de los de antes’, cremoso, intenso y con pasta lavada que expresa unos aromas muy potentes con un fondo lácteo dulce, consigue una excelente armonía con las cervezas de tipo lager negra; robustas, tradicionales, donde el regaliz y los torrefactos equilibran y aportan acidez y frescura.

Cerveza sin alcohol y stout negra con queso de Burgos

Cerveza y queso

Los quesos de Burgos nos ofrecen singulares armonías con dos tipos de cerveza bastante dispares: sin alcohol y stout negra. En el caso de la cerveza sin alcohol, su sabor a cereal dulce hace que esta combinación nos recuerde al matrimonio del queso con pan. En cambio, la armonía con cerveza negra da la impresión de que estamos regando el queso con miel de brezo.

Cervezas tostadas con queso ahumado San Simón

Su sabor es muy parecido al queso de tetilla gallego con la particularidad del ahumado exterior que le presta una tonalidad cerosa y oscura. Precisamente ese sabor ahumado sumado al gusto lácteo consigue una armonía perfecta con
las cervezas más tostadas: extras y negras.

La cerveza y sus armonías

Maridaje de cerveza y carne

La cerveza tiene mucho que aportar en cualquier momento gastronómico y ofrece multitud de matices y posibilidades pata degustar con todo tipo de platos. Desde los quesos hasta los platos muy especiados, ácidos, picantes, ahumados y marinados, los sabores amargos, las carnes a la plancha o el chocolate.

Es difícil hablar con exactitud del maridaje, de la unión armónica entre dos elementos,  porque no hay reglas ni razonamientos técnicos y, sobre todo, porque ‘en cuestión de gustos no hay nada escrito’. Sin embargo, queremos dar algunas sugerencias para empezar a descubrir las mejores combinaciones entre las cervezas y la gastronomía.

Arrancamos una serie sobre las armonías de la cerveza y lo hacemos por el principio, explicando los sabores que mejor combinan con los de nuestras cervezas. ¡Vamos allá!

Ácidos y amargos: La cerveza contrasta la acidez del vinagre, por eso combina muy bien con los escabeches, las ensaladas y los salpicones de marisco. Con los platos con tomate y verduras de sabores amargos también se consiguen excelentes maridajes.

Agridulces: La cocina oriental encuentra en la cerveza el contraste perfecto a sus salsas de soja o wasabi picante. Ocurre lo mismo con las hamburguesas con kétchup y mostaza.

Carnes: Para maridar un plato de carne con cerveza hay que adecuarse a los condimentos o salsas. Cuanto más fuerte sea el sazonamiento se escogerán cervezas más oscuras y de mayor cuerpo.

Pescados: Los pescados azules como atunes, bonitos, sardinas, boquerones, salmones, pez espada… armonizan muy bien con las cervezas. Ocurre lo mismo con los ahumados, los pescados en salazón y los marinados.

cerveza negra con chocolate

Picantes y especiados: La cerveza alivia la sensación que producen en el paladar los platos picantes y los que llevan ajo y pimentón o condimentos.

Untuosos: La cerveza es una buena opción para acompañar los platos de textura untuosa como los quesos o el huevo porque ‘limpia’ el paladar.

Chocolate: Los postres de intenso sabor a chocolate maridan con la cerveza negra y su gusto a regaliz y frutos secos. También los platos que tienen el chocolate como ingredientes en sus salsas encuentran en la cerveza una excelente compañera.

Anécdotas cerveceras para compartir

Una mañana soleada en una terracita, o una tarde lluviosa en un confortable bar con los amigos, unas cervecitas, risas, una charla relajada… en ocasiones como estas se habla de todo, y de la misma forma que se comparten las tapas,  nos gusta compartir las anécdotas.

Y como a nosotros de lo que nos gusta hablar es de cerveza, esta semana queremos darte material para esas reuniones, información curiosa que quizá no conozcas pero que resulta llamativa, como ya hicimos con nuestra entrada Cervezas: un mundo de anécdotas, y así poder completar la frase:

Oye, ¿sabías que…

La cerveza es una bebida de dioses?

La cerveza y la religión han tenido, desde la antigüedad, una relación muy estrecha.

Ya en los tiempos de Babilonia la cerveza se consumía en templos y, una variante de la cerveza, la chicha, en América constituía una ofrenda obligada a los dioses, como se sigue haciendo en algunos templos japoneses.

Aztecas y cerveza

Era una parte de la dote en Alemania?

Así es, tan importante era la cerveza en algunos lugares de la Alemania de finales de la Edad Media que los útiles para la elaboración de cerveza formaban parte de la dote aportada por las esposas al matrimonio. Además las recién casadas recitaban esta oración al entrar en sus nuevas casas:

Señor nuestro, cuando haga el braceado, ayuda a la cerveza y cuando amase ayuda al pan

Puedo decirte si esto es una stout o una porter sin probarla?

Imagen vía Blog Sean y Wonton
Imagen vía Blog Sean y Wonton

Deja con la boca abierta a tus amigos diciéndoles que lo único que necesitas es una bombilla. Es fácil diferenciar una stout de una porter colocando un vaso lleno ante una bombilla ya que, con la luz la porter adquiere un halo traslúcido ligeramente rojo mientras que la stout permanece totalmente opaca.

La cerveza no existía en América?

Hasta mediados del siglo XVI, cuando los españoles llevan sus fábricas cerveceras allí. Hasta entonces lo que allí tenían era la ya mencionada chicha, fabricada con maíz fermentado por las mujeres. Esta bebida sigue siendo muy común en Latinoamérica.

En Norteamérica la cerveza llegó de la mano de los “peregrinos”, los primeros colonos, que eran de origen británico o centroeuropeo y tenían sus propios métodos y preferencias en la elaboración de esta bebida. Eso, junto con las características del clima, explica las diferencias existentes entre los gustos de los cerveceros del norte (en especial la costa este) y los del sur.

Los antiguos egipcios la bebían caliente?

Lo que hoy en día nos parece un atentado contra la cerveza, en el antiguo Egipto era una práctica común.

La bebían tibia, procedente de la maceración de pan de cebada desmigado en agua, fermentada con zumo de dátiles y aromatizada con comino, jengibre y miel.

Lo de usar la cerveza para cocinar viene de lejos?

Hay muchos documentos que la sitúan como ingrediente de manjares en toda Europa desde hace mucho tiempo atrás aunque el esfuerzo por incorporarla a la mesa haya llegado de la mano de la cocina más sofisticada. Hay que tener en cuenta que en Europa la cerveza ha sido un elemento mucho más abundante que el vino, a diferencia de lo que ocurría en la península ibérica. Hoy en día ambas bebidas fermentadas juegan un papel fundamental en cualquier cocina que se precie.

Imagen vía The stone Blog
Imagen vía The stone Blog

Bueno, esperamos que estas anécdotas cerveceras os ayuden a sorprender a vuestros amigos en esos momentos de cerveceo que tanto nos gustan. ¿Conocíais alguna de las que os hemos contado? ¿Sabes alguna curiosidad más? ¡Cuéntanosla!

Nos vamos de tapas a… Valencia

Este fin de semana nos vamos a Valencia con Beer Runners, que se celebrará el sábado 26 de enero en los Jardines del Turia a las 11.00 horas de la mañana. Y como viene siendo costumbre, os traemos una recopilación de bares en los que cervecear al más puro estilo mediterráneo.
El clima suave nos invita a recorrer barrios históricos como el del Carmen, o disfrutar de las espectaculares instalaciones del Oceanogrâfic o el Bioparc.
Por supuesto, la playa de la Malvarrosa también nos ofrecerá tentadores locales a la orilla del mar, donde el arroz es el gran protagonista. Vayamos donde vayamos, en todos nuestros paseos encontraremos buenos motivos para parar y disfrutar de la gastronomía valenciana acompañada de unas cervezas. ¿Empezamos?

 

BAR PILAR

Toda una institución, el local se mantiene como cuando nació a principios del siglo XX y mantiene tradiciones como cantar las tapas después de que el cliente las solicite.

“La Pilareta” es uno de esos lugares especializados, con una larga historia y con una gran solera que le hace disfrutar del éxito un año tras otro. La especialidad de este bar son las “clochinas”, que es como llaman a los mejillones en Valencia.

Recomendamos pasarse una mañana y comerse unos mejillones en la barra. En este lugar te transportas atrás en el tiempo y tirar las conchas de las clochinas “al suelo” no deja de ser un placer parecido al de comerse unos boquerones fritos con las manos.

Tapa de clochinas

 

 

LA CROQUETERÍA

Si te gustan las croquetas, este es tu bar, te encontrarás con una gran variedad de sabores de su especialidad además de tapas creativas y deliciosas.

Croquetas de La Croqueteria

 

 

BODEGUILLA DEL GATO

Si buscas un sabor más al estilo español-taurino, no dudes en visitar La Bodeguilla del Gato, un bar pequeño pero con unas tapas muy ricas para acompañar a tu cerveza y los buenos amigos.

Te recomendamos que pruebes su especialidad de Camembert frito con salsa de arándanos y sus tablas de embutidos, ¡están para chuparse los dedos!

Tabla de embutidos

 

 

MOLINET TAPAS&BAR

¿Buscas algo más tranquilito? Aquí encontrarás un sitio donde disfrutar de unas tapitas de manera relajada e íntima, su carta de tapas que entremezcla los sabores más tradicionales con los más modernos e internacionales satisfará los gustos de todos los cerveceros.

Queimada

 

 

LA CASA DEL TAPEO

El nombre lo dice todo ¿no? El sabor de las tapas tradicionales valencianas te espera en este bar en el que te recomendamos no te pierdas la tapa de chipirón en su tinta y el Esgarraet con mojama.

Chipirones en su tinta

 

 

LA TABERNA MORA

¿Un local más moderno y en el que poder disfrutar de la terraza todos los días del año? Aquí lo tienes. Encontrarás tapas tanto tradicionales como de diseño a buen precio y con una buena atención.

Foto La taberna mora

Como podéis ver, la lista puede ser infinita y para todos los gustos, así que id poco a poco. De momento, tenéis una cita este sábado en el Jardín de la Turia y unas cuantas sugerencias para el resto de la jornada.

¿Todavía no te has apuntado?

Cartel BR VALENCIA DIn A-3

El otoño también sabe a cerveza

La cerveza es una bebida que se lleva muy bien con la comida por dos razones: por sus infinitas posibilidades de maridaje y porque es un ingrediente de cocina extraordinariamente versátil que da un toque diferente a nuestras recetas, a lo largo de todo el menú.

Ya os hablamos sobre la cocina cervecera en nuestra entrada ¡Cerveza hasta en la sopa!, refiriéndonos a  platos más bien propios de la primavera o el verano. En estas fechas en las que ya es evidente que el otoño ha tomado el relevo, os proponemos un menú más adecuado a esta época de mantita y peli que se avecina, en la que apetecen otro tipo de platos. Y es que toda estación tiene su encanto. Con la llegada de los primeros fríos, parece que buscamos más cervecear “al calor del amor en un bar” como decía la canción, o estar en la cocina cerveceando con recetas como éstas, que invitan a ser compartidas. Esperamos que os gusten.

Menú cervecero otoñal

Entrantes:

Para abrir boca os proponemos poner en la mesa estos entrantes:

  • Fish and chips: Un entrante muy americano, fácil de preparar y que gustará tanto a los más pequeños como a los mayores. Una manera segura de acertar
    Fish and chipsVer receta aquí
  • Paté de queso cheddar y cerveza negra: Un paté con un toque picante para acompañar el pan tostado. Esta receta bien sirve como entrante o aperitivo.
    Ver receta aquí

Primer plato

Empecemos con los fuertes:

  • Sopa-crema de queso y cerveza: Un primero de sabor fuerte pero que podéis rebajar con leche o nata al igual que se hace con otro tipo de cremas
    .Sopa-crema de queso y cervezaVer receta aquí
  • Sopa caliente de cerveza: Perfecta para entrar en calor los días de otoño e invierno.
    Sopa caliente de cervezaVer receta aquí

Segundo plato

Para completar nuestra comida con sabor cervecero, ¿qué os parece seguir con uno de estos platos?

  • Gnochis con salsa de nueces: Receta para los amantes de la pasta italiana muy apetecible con un acompañamiento de ensalada
    Gnochis con nuecesVer receta aquí
  • Picantones a la cerveza con patatas al “Caliu”: Un delicioso acompañamiento de la gastronomía catalana completa el exquisito sabor del picantón.
    Picantones con patatas al "caliu"Ver receta aquí

Postres

Para cerrar con tan buen sabor como empezamos:

  • Creppes crujientes y suaves: ¿Habías pensado alguna vez en usar cerveza para hacer las creppes? Un toque muy sabroso y distinto sin comerse el sabor propio de la creppe.Creppes suaves y crujientesVer receta aquí
  • Ciruelas y mazapán a la cerveza: perfecta combinación para esta época del año
    .Ver receta aquí

¿Os ha entrado hambre? Pues ya sabéis, ¡a ponerse el gorro de chef!

Esperamos que estas propuestas os sirvan de inspiración en vuestro menú y os invitamos a disfrutar y redescubrir los deliciosos sabores y momentos que nos regala el otoño.

¡Bon appetit!