No al vaso de tubo. Pide tu cerveza PERFECTAmente servida

En anteriores ocasiones os hemos hablado sobre la importancia del servicio perfecto de la cerveza. Con la guía de “Cervezas Perfectas”, disponible en nuestra web, inauguramos  hace un mes el verano hablando del ritual del servicio en hostelería de “nuestra dorada favorita”: temperatura idónea de servicio, variedades, posibles maridajes… y recipientes recomendados. Y precisamente de la importancia del recipiente en el que se sirve la cerveza vamos a hablar hoy.

 

 

El recipiente perfecto para servir una cerveza es una copa o vaso de cristal. El exterior, no nos engañemos, importa, y el cristal nos permite ver el color y el brillo de la cerveza. Los recipientes de mayor grosor impiden apreciar la bebida en su plenitud y pueden resultar menos agradables a la hora de disfrutarla.

La abertura de la copa favorece el desarrollo del carbónico, la conservación de los aromas y la oxigenación del líquido. Además, las copas pueden agarrarse por la caña, evitando que se caliente la bebida.

Cerveza perfecta
Una copa de cerveza perfectamente servida

¡Pero esta copa no es obligatoria! Normalmente las cervezas más ligeras se sirven en recipientes más estrechos para que el carbónico tenga un desarrollo más ligero y se conserven mejor los aromas. A medida que la cerveza gana tueste, cuerpo o graduación, requiere recipientes de mayor embocadura en los que el líquido se oxigene mejor y se desarrolle todo el potencial aromático de las cervezas.

Nadie conoce mejor su producto que el propio maestro cervecero, así que las recomendaciones de cada marca a la hora de elegir el recipiente deben ser las primeras a tener en cuenta (la mayoría de ellas, además, tienen su propia vajilla diseñada especialmente para sus cervezas).

El recipiente, importa. Porque cuando de disfrutar se trata, no debes privar a ninguno de tus cinco sentidos. Que tus ojos vean el dorado, que tu olfato distinga los aromas y que tu gusto… ¡que sea siempre de tu gusto!

Menú de verano contra el calor

Ya hemos dicho muchas veces que contra el calor, no hay nada como una cerveza bien fresca… por eso queremos proponeros un estupendo menú de verano maridado con diferentes variedades de cervezas. Nosotros lo probamos en la Librería A Punto de Madrid (Centro Cultural del Gusto) de la mano de la experta gastronómica Sara Cucala que nos ayudó a encontrar las mejores armonías, esperamos que a vosotros os sirva de inspiración para disfrutarlo en vuestra terraza favorita, si puede ser, ¡al lado de la playa!

Lager Pilsen con…

Trilogía de sopas frías (gazpacho, ajoblanco y remolacha)

Las notas herbáceas y el retrogusto amargo de la Lager Pilsen armonizan a la perfección con los vinagres de los gazpachos. El ácido del tomate, el punto de dulzor de la remolacha e incluso esa fusión entre ajo y almendra se resalta con el primer trago de este tipo de cerveza y su personal sabor a heno, a la cebada.

Gazpachos-con-lager-pilsen-y-lager-especial

Lager especial con…

Ensalada de varias lechugas, foie micuit y manzana
Caballa en escabeche con verduritas encurtidas

Las cervezas del tipo Lager especial recogen en el gusto y postgusto notas de cereales tostados e incluso un ligero matiz a ahumados y regaliz. Es una cerveza redonda en boca y muy aromática. Todas estas propiedades la ponen a la cabeza como una de las preferidas para maridar con escabeches y encurtidos. Hace que los amargos y ácidos se equilibren gracias a los tostados del cereal; y también al ser suntuosos en boca se convierte en una ‘pareja de hecho’ deliciosa para un buen foie.

Cerveza de abadía con…

Hamburguesa de ternera con mahonesa de mostaza en grano, cebolla encurtida, canónigos en pan de brioche. Acompañado de ensalada de aguacate y tomate; y chips de patata nueva

Hamburguesa-con-cerveza-abadía

Con mucho cuerpo, aromáticas y con deliciosas notas frutales, son cervezas de trago lento que dejan un postgusto seco. Estas características las hacen ideales para platos contundentes de carnes rojas como la hamburguesa de ternera. La mostaza aporta un punto de acidez.

Stout Negra con…

Bombones de chocolate (negro con pimienta rosa, curry y chile)

A caramelo, café, chocolate fundido… La cerveza negra recoge un abanico de notas aromáticas muy sorprendentes y golosas, por eso es el trago perfecto para acompañar chocolates puros bien especiados. Por sorprendente que resulte la stout negra es un estupendo trago para poner el broche final a una comida.
¡Que aproveche!

Cervezas Perfectas con… Diego Cabrera

No hay nada más apetecible en esta época de calor que una cerveza bien fría en una terraza, por eso la semana pasada inauguramos el verano disfrutando de unas cervezas perfectas con Diego Cabrera. Este reconocido coctelero nos demostró cómo se sirve una cerveza perfecta en hostelería y nos explicó por qué es tan importante que los profesionales cuiden el ritual de servicio de esta bebida. Además, disfrutamos de algunos de los mejores platos de la carta de su restaurante en armonía con diferentes variedades de cerveza y, como guinda final, nos sorprendió con un cóctel elaborado con cerveza.

Guía cervezas perfectas

La sesión empezó recordando algunos aspectos esenciales: el servicio de caña y botella, la presentación en barra y en mesa, la adecuada conservación de esta bebida y el proceso de elaboración de este producto, desde los campos de cebadas hasta el local de hostelería.

Diego Cabrera continuó destacando la amplia variedad de cervezas que se elaboran en España y las mejores armonías con esta bebida de la mano de la guía Cervezas Perfectas, un manual para profesionales del sector sobre el perfecto servicio de la cerveza. Seáis profesionales de la hostelería o no, como buenos amantes de esta bebida, os sugerimos echar un ojo a esta guía que está ilustrada por Pepe Medina. Disponible en nuestra web.

Lager Pilsen con gazpacho de remolacha con boquerones; Lager especial con  sushi-makis variados; Lager extra con tosta de tartar solomillo de buey; Cerveza de trigo con pirulí de pintada y salsa de Reineta; Cerveza de abadía con risotto de setas al parmesano y Stout negra con trufa negra. Y como colofón un cóctel preparado con Lager Pilsen, frutos rojos y fruta de la pasión.

Aquí os dejamos un vídeo y varias fotos de la sesión. ¡Esperamos que os guste!

Armonías con cerveza: Un menú primaveral

sardina asturias

Hoy continuamos nuestra serie de las armonías de la cerveza proponiendo un menú muy primaveral que, por supuesto, regaremos con nuestra bebida favorita.

Y es que ahora que por fin parece que llega el buen tiempo para quedarse apetece más que nunca disfrutar de una cerveza bien fresca. Llega el momento de las terrazas, las cañas al sol y también es la época de disfrutar de los manjares propios de esta temporada como es el caso de la sardina.

La sardina, es una de las joyas de nuestros mares, un producto con muchos beneficios para la salud y el paladar que llega a nuestras mesas a partir del mes de mayo y alcanza su mejor momento en San Juan, el 23 de junio, como dice el refrán: “Por San Juan la sardina moja el pan”.

Los pescados azules como la sardina tienen un alto contenido en grasa y gustos más marcados que los pescados blancos, por eso armonizan muy bien con la cerveza, una bebida que ‘limpia’ el paladar y aporta el contrapunto refrescante.

La cerveza, por tanto, es una gran compañera de la sardina, igual que sucede con los atunes, bonitos, boquerones, salmones, lampreas, pez espada. Todos los pescados que se ahúman, se marinan, se escabechan, se preparan en conserva o se someten a salazón, en todas sus variantes, combinan muy bien con las cervezas.

De todas las preparaciones posibles, nuestra favorita, y una de las más típicas en esta época del año es tomarlas asadas o a la brasa. En este caso, proponemos completar el menú con otro plato que también mejora si se disfruta con una cerveza, la ensalada.

ensalada

El hecho de que las ensaladas se suelan aliñar con vinagre deja fuera de juego a la mayoría de los vinos, en cambio las cervezas se desenvuelven con gran soltura con las ensaladas, especialmente las cervezas  ligeras de cuerpo medio.

La cerveza combina con ensaladas convencionales, de verduras dulzonas y de hojas amargas y va bien con cualquiera de sus aderezos, desde los vinagres de reserva de Jerez, vinagres dulces de Módena, aliños más sencillos e incluso con hierbas aromáticas, quesos rallados o mostaza.

Ya no hay excusas a la hora de experimentar con las ensaladas, un plato que muchas veces se ha tachado de aburrido pero que ofrece muchas posibilidades y, además, consigue una excelente armonía con la cerveza.

¿Has oído hablar de las #cervezasperfectas?

Existe una cerveza perfecta para cada momento y cada persona.

El amplio abanico de variedades de cerveza ofrece multitud de matices y posibilidades para degustar con todo tipo de platos, por eso siempre decimos que esta bebida tiene mucho que aportar en cualquier momento gastronómico.
Sin embargo, no siempre se cuida su servicio como se merece. Por ejemplo, ¿sabías que la cerveza debe servirse en una copa de cristal fino?, ¿sabías que la copa debe estar fría pero nunca congelada porque apaga el sabor de la cerveza y afecta a la formación de la espuma?

¿Sabes reconocer cuando en un local de hostelería te sirven una cerveza perfecta?

Si todavía no sabes de qué hablamos, aquí tienes algunas pistas para aprender a reconocer las #cervezasperfectas.

1. El recipiente sí importa
El recipiente perfecto para servir una cerveza es el de cristal fino. Con el cristal se percibe mejor el color y el brillo de la cerveza y se suele huir de los recipientes de mayor grosor porque impiden apreciar cualquier bebida en su plenitud. En el caso de las copas, encontramos otra ventaja porque el agarre por la caña evita que la cerveza no gane temperatura y se caliente.

2. El servicio de la cerveza paso a paso
Los recipientes deben estar fríos pero nunca escarchados o congelados porque el frío excesivo modifica el sabor y aroma de la cerveza e impide la formación de la espuma.
Es aconsejable humedecer el recipiente para eliminar posibles restos de detergente o abrillantador y favorecer que la cerveza resbale por el interior evitando que el líquido explosione contra el cristal y pierda parte del carbónico.
Situar la copa o vaso bajo el caño con una inclinación de 45 grados para que la cerveza se bata suavemente con el fondo y permita la formación de espuma.
La cerveza debe resbalar por el interior del recipiente sin provocar espuma y cuando se haya llenado el vaso en sus ¾ partes se endereza hasta que se queden unos 2 centímetros para llegar al borde, entonces se corta el grifo.
Si se desea obtener una cerveza con espuma de aspecto compacto, este procedimiento se debe hacer en varios tirajes, dejando reposar el líquido entre ellos.

3. La cerveza, ¡bien fresquita!
En España solemos tomar la cerveza bien fresca. La temperatura de servicio recomendada puede oscilar entre los 5-10 grados, dependiendo del tipo de cerveza (más fría para las cervezas más ligeras y sin alcohol y más templada para las cervezas de mayor cuerpo).

4. Mejor con espuma
La espuma mantiene los aromas y el sabor de la cerveza y permite una liberación del carbónico más lenta. Se recomienda servir la cerveza siempre con espuma, preferiblemente de un mínimo de 1,5 centímetros de grosor.

En este vídeo podrás encontrar muchas #cervezasperfectas:

La cerveza… ¡que te la den con queso!

Queso

Seguro que muchas veces has oído eso de… ¡que no te la den con queso! Este dicho popular viene de la costumbre de algunos bodegueros de ofrecer queso antes de dar a probar los vinos mediocres, porque el fuerte sabor de este alimento impide degustar en su plenitud esta bebida. Ante un queso de sabor fuerte el vino parecía mejorar pero una vez en casa el comprador descubría que el caldo no era de la calidad apreciada en la bodega. Esto no ocurre con la cerveza que por su capacidad de limpiar el paladar consigue una armonía perfecta con los quesos.

cerve y queso

Continuamos nuestra serie de armonías con cerveza proponiendo la combinación de esta bebida con un alimento que ocupa un lugar destacado en nuestra gastronomía, tanto por variedad como calidad, el queso. ¿Preparados para que os la den con queso?

La mayor parte de afinidades entre cervezas y quesos se dan con los quesos de vaca, a excepción de uno de nuestros más característicos y populares quesos, el manchego curado de oveja. El queso manchego curado, con notas ligeramente ácidas y picantes, logra una gran armonía con las cervezas de abadía, donde predominan los matices florales y frutales de la manzana.

En el caso de los quesos de vaca, en general, podemos afirmar que las cervezas lager, ligeras y frescas, casan bien con los quesos jóvenes de vaca donde predominan las texturas blandas o semiblandas porque neutralizan bien la grasa y acidez del queso.

A medida que los quesos ganan maduración y son más añejos, requieren también cervezas de mayor grado, cuerpo y aroma. Los de vaca añejos combinan bien con las negras y los quesos pestosos con las cervezas aromáticas.

Os damos algunas propuestas de armonías entre quesos y cervezas:

Lager especial con Tronchón-cabra

La cerveza lager especial, por su cremosidad y notas de ahumados leves es ideal para acompañar la acidez de este queso histórico.

Lager extra con Afuega el Pitu

Una cerveza cremosa y frutal como la lager extra controla y equilibra esta variedad de queso de final picante e intenso.

Lager extra con Mahón

El queso de Mahón, intenso y cremoso, con notas muy lácteas consigue un perfecto equilibrio de sabores con una cerveza de carácter y cuerpo como las lager extra.

Lager negra con queso de Abadía

Un queso ‘de los de antes’, cremoso, intenso y con pasta lavada que expresa unos aromas muy potentes con un fondo lácteo dulce, consigue una excelente armonía con las cervezas de tipo lager negra; robustas, tradicionales, donde el regaliz y los torrefactos equilibran y aportan acidez y frescura.

Cerveza sin alcohol y stout negra con queso de Burgos

Cerveza y queso

Los quesos de Burgos nos ofrecen singulares armonías con dos tipos de cerveza bastante dispares: sin alcohol y stout negra. En el caso de la cerveza sin alcohol, su sabor a cereal dulce hace que esta combinación nos recuerde al matrimonio del queso con pan. En cambio, la armonía con cerveza negra da la impresión de que estamos regando el queso con miel de brezo.

Cervezas tostadas con queso ahumado San Simón

Su sabor es muy parecido al queso de tetilla gallego con la particularidad del ahumado exterior que le presta una tonalidad cerosa y oscura. Precisamente ese sabor ahumado sumado al gusto lácteo consigue una armonía perfecta con
las cervezas más tostadas: extras y negras.

La cerveza y sus armonías

Maridaje de cerveza y carne

La cerveza tiene mucho que aportar en cualquier momento gastronómico y ofrece multitud de matices y posibilidades pata degustar con todo tipo de platos. Desde los quesos hasta los platos muy especiados, ácidos, picantes, ahumados y marinados, los sabores amargos, las carnes a la plancha o el chocolate.

Es difícil hablar con exactitud del maridaje, de la unión armónica entre dos elementos,  porque no hay reglas ni razonamientos técnicos y, sobre todo, porque ‘en cuestión de gustos no hay nada escrito’. Sin embargo, queremos dar algunas sugerencias para empezar a descubrir las mejores combinaciones entre las cervezas y la gastronomía.

Arrancamos una serie sobre las armonías de la cerveza y lo hacemos por el principio, explicando los sabores que mejor combinan con los de nuestras cervezas. ¡Vamos allá!

Ácidos y amargos: La cerveza contrasta la acidez del vinagre, por eso combina muy bien con los escabeches, las ensaladas y los salpicones de marisco. Con los platos con tomate y verduras de sabores amargos también se consiguen excelentes maridajes.

Agridulces: La cocina oriental encuentra en la cerveza el contraste perfecto a sus salsas de soja o wasabi picante. Ocurre lo mismo con las hamburguesas con kétchup y mostaza.

Carnes: Para maridar un plato de carne con cerveza hay que adecuarse a los condimentos o salsas. Cuanto más fuerte sea el sazonamiento se escogerán cervezas más oscuras y de mayor cuerpo.

Pescados: Los pescados azules como atunes, bonitos, sardinas, boquerones, salmones, pez espada… armonizan muy bien con las cervezas. Ocurre lo mismo con los ahumados, los pescados en salazón y los marinados.

cerveza negra con chocolate

Picantes y especiados: La cerveza alivia la sensación que producen en el paladar los platos picantes y los que llevan ajo y pimentón o condimentos.

Untuosos: La cerveza es una buena opción para acompañar los platos de textura untuosa como los quesos o el huevo porque ‘limpia’ el paladar.

Chocolate: Los postres de intenso sabor a chocolate maridan con la cerveza negra y su gusto a regaliz y frutos secos. También los platos que tienen el chocolate como ingredientes en sus salsas encuentran en la cerveza una excelente compañera.

Unas fiestas con sabor a cerveza

Cerveza y dieta

Diciembre es el mes por excelencia de las celebraciones, cenas, comidas, encuentros con la familia, con los amigos, con los compañeros de trabajo… y un encuentro con el quebradero de cabeza de elegir el menú que vas a preparar este año. ¿Se puede huir de los tópicos sin gastarse una fortuna en ingredientes, con propuestas que gusten a todos?

No os preocupéis, este año Cervecear ha recogido diferente ideas que os dejarán con la boca abierta y ganas de que lleguen las fiestas, para que seáis vosotros los que dejéis con la boca abierta a vuestros comensales.

Y por supuesto, si la cerveza nos ha acompañado en los mejores momentos de este año, junto a la gente que más queremos, también debería estar presente en las fechas más señaladas. No hacerlo ahora sería como no invitar a nuestra fiesta de cumpleaños a nuestro mejor amigo, ¿no creéis?

Así que os presentamos un menú cervecero, por supuesto, y diferente ¿Empezamos?

Los invitados empiezan a llegar…

 … la casa empieza a tener otro ambiente, más festivo, de reencuentro, empezáis a poneros al día. ¡Hora de sacar los aperitivos!

Te proponemos diversos maridajes con cervezas para comenzar con buen pie:

  • Quesitos de camembert con mermelada de cervezaSírvelos con una cerveza rubia como la que se utiliza en la elaboración de la mermelada.Presentación final del aperitivo navideño que proponemos "Quesitos camembert y mermelada de cerveza"
  • Rollitos de papel de arroz  Si quieres darle un punto sofisticado a tu encuentro prepara este oriental aperitivo y marídalo con una cerveza ligera como las de tipo lager. Ya sabes que los sabores de las cocinas orientales agradecen el punto refrescante de las cervezas más ligeras.Presentación final de los Rollitos de papel de arroz
  • Ensaladilla rosa del paraíso Para darle un toque de color a los aperitivos acompaña esta deliciosa receta con una cerveza suave que se acopla perfectamente al sabor salado de este entrante.Presentación final del aperitivo "Ensaladilla rosa del paraíso"

 La hora de la cena ha llegado

 Ya os habéis puesto al día y el menú que has preparado con tanta ilusión está dispuesto para salir al escenario.

Entre estos dos primeros que te proponemos ¿con cuál te quedas?

  • Ensalada de bogavante: Una receta con una presentación muy buena que te permite mucha flexibilidad con respecto a los ingredientes. Te recomendamos disfrutarla acompañada de una cerveza de trigo.Presentación final de la Ensalada de bogavante
  • Crema de berros con rillettes de sardinas Un primer plato ligero que marida con una cerveza muy suave cuyo sabor no se verá alterado por el de la crema.Presentación final en copa de la Crema de berros con rilletes de sardina

El apetito ya se ha abierto y es la hora de sacar los platos fuertes. Te proponemos estos dos segundos:

  • Roti de cerdo a la cerveza negra y mostaza antigua: Con los ojos redondos se quedarán tus invitados cuando presentes este plato, un rotundo guiño a la cocina del centro de Europa, que combinará excelentemente con una cerveza negra.Presentación final de dos filetes de Roti de cerdo a la cerveza negra y mostaza antigua
  • Pechuga de pavo con nata y cerveza: Un ingrediente tan típico como el pavo no podía faltar entre nuestras recomendaciones, eso sí, con toque cervecero incluido. Muy recomendable tomarla con una ale o una Pilsen.Presentación final del plato de Pechuga de pavo con nata y cerveza

Y aunque hay una sorprendente variedad de postres con la cerveza como ingrediente (y algún día serán protagonistas de este blog) no queremos privaros del placer de disfrutar los típicos turrones, polvorones, roscones y otros dulces navideños que también son muy nuestros y ahora se merecen todo el protagonismo.

Esperamos alguna de estas propuestas os inspiren para aportar un toque diferente a vuestros menús de fiesta, todavía estáis a tiempo de ir al mercado y seleccionar los ingredientes necesarios antes de que lleguen las fechas claves. Lo importante es disfrutar de las diferentes posibilidades de esta bebida que lleva miles de años alegrando las festividades de los seres humanos.

Eso sí, ante todo hay que disfrutar de la cerveza con cabeza. Sabemos que esta época del año es para celebrar pero lo importante es recordar los buenos momentos y hacer que los próximos sean aún mejores, así que bebe con moderación y ten siempre presente que La Carretera te pide SIN

Cervezas: para gustos, sus colores

Tipos de cerveza

Rubio claro, ámbar, castaño, rojizo, marrón, negro, dorado… No son tonalidades de pelo, ni el color del vestido o de la corbata que vas a llevar a la cena de Navidad, son los colores de la cerveza; cada color con un sabor distinto, cada sabor con un tueste distinto pero siempre deliciosa.

Coronada reina del aperitivo, a veces no tenemos en cuenta que su variedad de sabores armoniza a la perfección con todo tipo de platos y nos perdemos la apetitosa posibilidad de jugar con diferentes combinaciones que pueden dar un giro nuevo e inesperado a una comida o una cena.

Esta semana queremos que te adentres con nosotros en el mundo de la cerveza más allá del tapeo, ¿nos acompañas?

Para gustos los sabores

Desde la rubia hasta la morena pasando por toda la gama de los tonos castaños, la cerveza se adapta a tus gustos:

  • Si te gustan los sabores suaves, tu cerveza es la lager: Mezcla perfecta entre suavidad y amargor, perfecta para tomar con platos con un punto ácido o carne asada.Foto de una tapa de lacón maridada con un cerveza tipo lager
  • Si te van los sabores más fuertes prueba una cerveza extra. Su tueste le da un color dorado oscuro característico.Imagen de una cerveza extra bien servida
  • ¿Te gustan los sabores ácidos? Hay un tipo de cerveza perfecta para ti: cerveza de trigo. Un sabor ácido, un cuerpo espumoso, un color rubio muy caracteristico… como para resistirse. Foto de tres cervezas de trigo
  • Eres una persona más dulce, te gustan los sabores afrutados… Prueba con una cerveza de abadía. Sabor fuerte, afrutado y con un color oscuro inconfundible que te encantará.
    Cerveza de abadia
  • La cerveza negra (stout). Es un sabor definido, con toques de sabor a regaliz y café, una espuma con cuerpo, y un color característico… Es sorprendente lo bien que funciona con algunos postres como el chocolate.Imagen de una cerveza negra

Distintos sabores, distintos colores para una bebida que, eso sí, siempre se debe servir de la forma adecuada: más o menos fría según la variedad (nunca congelada) y con un dedo de espuma.

Una bebida mediterránea

Desde sus orígenes la cerveza ha estado ligada a nuestra cultura y tradiciones. La esencia de la cerveza, la cebada, responsable de la suavidad y dulzura de esta bebida  tiene un fuerte arraigo en la cuenca del Mediterráneo.

Y ¿dónde se va a disfrutar más del sabor de una cerveza que en España? Porque si algo nos diferencia de los demás países europeos es nuestra cultura social de vida fuera de casa, de quedar con los amigos o familiares en un bar para disfrutar de buena compañía, algo de comer, una charla agradable y una rica cerveza.

Además, en España tenemos una importante y destacada riqueza gastronómica que nos ofrece una infinidad de  sabores distintos y todos ellos se pueden maridar con cerveza o si prefieres usarla como ingrediente en su preparación.

La cerveza queda bien con todo y si sabes cómo presentarla es una interesante alternativa a introducir en nuestras celebraciones más tradicionales. Si tenemos un amplio abanico de variedades de cervezas, ¿por qué no ampliar nosotros el abanico de momentos en los que disfrutar de ellas?

Perfect Serve de la cerveza. Presentaciones y maridajes (II)

Continuamos recordando la sesión Perfect Serve de la cerveza del pasado día 20/06/2012 con Paco Patón, jefe de restauración Derby hoteles en Madrid.

Si en la primera parte de la exposición pasamos por la historia y la elaboración hasta llegar a la cerveza perfecta, la segunda tuvo un cariz mucho más práctico.

Paco Patón nos propuso algunas presentaciones; formas más creativas de servir la cerveza de manera que se acentúen algunas notas pero sin llegar a desvirtuarla, añadiendo un toque más sofisticado:

  • Cerveza SIN alcohol con lima
  • Lager especial con brocheta de frutos rojos
  • Lager extra con cereza o melocotón
  • Cerveza de trigo con perlas de melón y sandía
  • Cerveza de abadía con manzana Granny Smith
  • Stout negra con mango.

Ya en la terraza del Hotel Urban, llegamos al momento de los maridajes. Pudimos comprobar que la cerveza “se comporta muy bien con casi todos los alimentos, especialmente con verduras amargas, tomate, embutidos cocidos y todo lo que lleva
vinagre”, como comentaba Paco Patón.

Entre las propuestas de Paco Patón se encontraban el gazpacho verde marino o brocheta de tomate cherry con mozarella y albahaca para la cerveza SIN alcohol; ceviche de salmón con aguacate o shusis y makis variados para la lager especial; cerveza lager extra y tataki de solomillo ibérico con mostaza o embutidos catalanes; cerveza de trigo con espárragos con jamón o pincho tropical con gambas; cerveza de Abadía con Chupa-Chups de sobrasada o papas con mojo picón; para terminar con trufas de chocolate negro y brownie con cerveza stout negra.

La sesión también ha servido para recordar la gran variedad de cervezas que se elaboran en España y que dentro de ese amplio abanico se encuentra la cerveza adecuada para cada ocasión, cada persona, cada estado de ánimo y cada bocado.

Eso sí, en todas las variantes siempre recomendamos el consumo responsable, la cerveza SIN alcohol es una opción deliciosa y saludable en muchas situaciones.

Esperamos que estos consejos nos ayuden a disfrutar nuestra cerveza con la mejor presentación posible y a divertirnos descubriendo diferentes combinaciones entre cervezas y alimentos, ¡eso también es cervecear!