Norte, lluvia y cerveza.

Cuando pensamos en días fríos, nublados y lluviosos, automáticamente lo relacionamos y asimilamos a aquellos parajes norteños que tanto encanto tienen. Pensamos en apresurarnos para llegar a un sitio donde calentarse, rústico, con olor a roble y a fresno.

El norte de España goza de inigualables parajes como estos donde poder deleitarse, así como de increíbles lugares donde ‘refugiarte’ y disfrutar en compañía y con moderación de una buena copa de cerveza para entrar en calor.

Por tanto, con motivo de la vuelta del otoño, queremos presentar algunos de los bares más particulares de la zona. Si bien, conocedores de la grandeza del norte del país, nombraremos algunos de esos rincones con más encanto en la provincia de Pontevedra, la ciudad de Pamplona y el Concejo asturiano de Aller.

Uno de los bares más icónicos del norte, está situado en la costa gallega de la provincia de Pontevedra, más en concreto en San Vicente do Mar. Allí se encuentra El Náutico. A pie de playa y conocido por los artistas que lo frecuentan, cuenta con un espacio interior reducido pero de lo más acogedor donde poder disfrutar de una cerveza después de un largo día.

La Casa Pachu, en Asturias, más concretamente en Moreda, pequeño pueblo bañado por el río Aller, es uno de los sitios más icónicos de la geografía asturiana. Sin duda alguna, el encanto de disfrutar de una cerveza en este pequeño bar, al calor de su chimenea mientras escuchas al río, hacen que puedas experimentar una sensación otoñal inigualable. Destacar que, en 2007, Moreda, recibió el Premio Príncipe de Asturias al Pueblo Ejemplar.

Por último, la Cervecería La Mejillonera es uno de los bares tradicionales más antiguos de Navarra. Situada en la capital de la Comunidad Foral, es el bar perfecto para terminar el día si quieres disfrutar de las diferentes recetas con el mejillón como ingrediente principal y acompañarlo de la cerveza que mejor encaje.

Afinando la cerveza

Es bien sabida la importancia de la música como elemento sensorial, la cual otorga, a diferencia de otros tipos de arte, una serie de características que mejoran el momento y el contexto. La cerveza no iba a ser una excepción: la American Society of Brewing Chemist aseguraba en un estudio la influencia positiva que causaban las vibraciones y ondas acústicas en el proceso de fermentación de esta, indicando que dependiendo del tipo de cerveza que se quería conseguir, las ondas y vibraciones actuaban de distinta manera: más alto y en periodos muy cortos de tiempo para algunas o con unas sutiles vibraciones más prolongadas.  

Es por ello por lo que decidimos hacernos la siguiente pregunta: si la musicalidad influye en la elaboración de la cerveza dependiendo de su tipo, ¿qué deberíamos escuchar con cada ejemplar?

  • La Pale Lager es el tipo de cerveza más popular en nuestro país con sabor ligero y servida a baja temperatura. Una cerveza de estas características se disfruta mejor con un pop/rock alegre que exprese el disfrute del momento con grupos como Pereza o Taburete.  
  • La I.P.A., por su parte, se caracteriza por su color pálido y un alto contenido en alcohol y lúpulo, lo que le otorga un sabor característico. Nada mejor que un buen Indie para sumergirte en ella de la mano de Zahara o Love of Lesbian.
  • El estilo Mild Ale tiene una cantidad reducida de lúpulo y su característica principal es que se suele servir a media temperatura. Es un tipo de elaboración ligada a la clase obrera británica y, por tanto, nada encaja mejor que un Punk/Rock de grupos como The Clash o The Jam.
  • El Old Ale es la contrapartida: un proceso de elaboración duradero en el que ésta se deja reposar durante un año para conseguir sabores ácidos. Entendemos que se disfrutaría mejor con un tipo de música minimalista con exponentes como Wim Mertens o Ludovico Einaudi.  
  • Por último, la más oscura de todas, la Stout caracterizada por su sabor amargo. Lo más adecuado sería disfrutarla con un Irish folk-rock de la mano de grupos como Dubliners o Chieftains.

En definitiva, la combinación cerveza-música, con moderación, es un dúo que te puede transportar bien a las verdes y antiguas praderas irlandesas hasta las playas calurosas y húmedas del sur español, todo ello en tu paladar y en tus oídos, por que no olvidemos que los mayores placeres de esta vida son sensoriales.  

Mejores chiringuitos para este verano

Ya está el verano aquí y hay pocas cosas que apetezcan más que compartir una cerveza bien fría con amigos, picando algo y mirando al mar.  Hoy os compartimos algunos chiringuitos para disfrutar con amigos este verano.  

Tumbao: en la playa de Valdevaqueros. 

Esta terraza se encuentra en la playa de Valdevaqueros en Tarifa. Además de poder beberte una buena cerveza acompañada con alguna elección de su carta, podrás escuchar música disfrutando de un dj. Es el sitio idóneo para relajarse viendo las cometas de kite. 

La Pelosa: en Gerona. 

Situado en una de las calas más bonitas de la Costa Brava, La Pelosa en Gerona, un lugar excepcional para degustar su arroz con bogante acompañado de una cerveza bien fresquita, para después relajarse en las tumbonas mirando al mar.  

Kiosko Bartolo: en Formentera. 

Está escondido en la recóndita cala de Mort y ofrece un entorno tranquilo y tradicional junto al agua, acompañado de música donde desconectar. 

Chiringuito El Pez Limón: Zahara de los Atunes. 

Este chiringuito en Zahara de los Atunes es conocido por sus conciertos, y ha tenido el placer de acoger actuaciones de artistas como, Antonio Vega, Los Delincuentes o Pablo Carbonell. ¿Quién se va a resistir a una cerveza, escuchando música y viendo atardecer? 

Dobadaba Beach: San Sebastián. 

Situado en la playa de la Ondarreta, mantiene la estética de chiringuito tradicional de la zona con los colores blanco y azul. Se ha convertido en un lugar de referencia para disfrutar de la música con una cerveza y amigos.  

Chiringuito El Puntal Tricio: Cantabria 

Continuando con nuestras propuestas en el norte de España os traemos este chiringuito de toda la vida, que se encuentra en Somo, considerada una de las mejores playas de España . Muchas referencias le avalan ¿lo conoces? 

La Fontanilla. Conil de la Frontera  

Conil además de ser uno de los pueblos más conocidos de Cádiz también cuenta con un gran número de playas cómo Castilnovo, Los Bateles o La Fontanilla que da nombre a este chiringuito. Se ha convertido en una parada indispensable si estas por la zona y te gusta comer bien, tienen una de las mejores frituras de pescados así como muy buen marisco y platos muy conocidos como el de atún azul para acompañar con una cervecita

Esperamos que os haya gustado nuestra selección, ¿cuál os falta? Contamos con tantos chiringuitos en nuestras costas que sin duda nos habremos dejado muchos y muy buenos sin nombrar. ¡Y ahora solo queda disfrutarlos brindando con cerveza y degustando lo más selecto de su oferta gastronómica!  

Recetas veraniegas.

Con el cambio de estación, a parte de las vacaciones y la subida de temperaturas también vienen platos diferentes. Con el calor cambian nuestros hábitos alimenticios, apetecen platos fríos, ligeros y más frescos por lo que se suele consumir más fruta y verdura, así como más pescado. Además, de las comidas típicas de la época como pescadito frito, barbacoas, paella y picnics. Hoy os traemos algunos platos muy veraniegos para disfrutar con una cerveza con amigos.

Aunque la comemos en cualquier época del año la paella, con todas sus variantes, no puede faltar en nuestra propuesta de menú veraniego. Por supuesto que se come el resto del año, sin embargo, especialmente en regiones costeras, como en Levante, disfrutar una paella cerca del mar se convierte en un ritual veraniego.

Para el siguiente plato nos trasladamos al sur. Aunque se consume pescado durante todo el año, en verano, cambia sustancialmente la manera de consumirlo y prepararlo. Las cartas de los restaurante tienen pescadito frito, boquerones en vinagre, tortillas de camarones, espetos, puntillas e infinidad de opciones de fritura ; y que mejor que con una cerveza fresquita para disfrutar de estos platos.

La ensalada de tomate aliñado, un plato fresco y una de las ensaladas más veraniegas. Además de ser un plato muy fácil de preparar y que siempre queda bueno tiene también la ventaja de combinar muy bien con cervezas tipo Pilsner. Otra versión que podemos realizar de este plato es acompañar la ensalada con un poquito de sal, aceite, vinagre y algún pescado en escabeche como atún o caballa. Podemos darle un giro y añadir ingredientes como la burrata con un poco de albahaca o unas anchoas, de esta manera tenemos un plato ideal para esta temporada en dos segundos.

No podíamos olvidarnos del gazpacho, uno de los platos veraniegos por excelencia del que hay mil variantes ya que según donde lo tomes tiene unas cosas u otras. Como guarnición os recomendamos ponerle, taquitos de pepino crudo, jamón, pan frito, cebolla, huevo duro…

La tortilla de patatas es otro de esos platos que, aunque se consuman todo el año en verano tiene un lugar especial en nuestra gastronomía. Es un pato muy polivalente que podemos encontrar desde en restaurantes de alta cocina ya que incluso cocineros como Ferrán Adria la cocinan, hasta en un picnic. ¿Quién se resiste a un pincho de tortilla acompañado de una cañita?

¿Qué os han parecido nuestras propuestas? ¿Os falta algún plato indispensable para vuestro verano? ¡Ahora a disfrutar del buen tiempo y de estos platos con una cerveza con amigos!

Cervezas Veraniegas

Ya se empieza acercar el verano, los días más largos, pantalones cortos, las terrazas al sol y con todo esto el calor. ¿Qué mejor manera de combatir el calor que tomando una cerveza fría con amigos y algo de picar? Pero de todos los tipos de cervezas que tenemos a nuestra disposición, ¿cuáles son los más adecuados para el verano? 

En verano apetecen cervezas que refresquen y fáciles de beber, suelen tener un cuerpo ligero y un amargor suave. Esto les da las cualidades perfectas para quitar la sed y ser lo más refrescantes posible. Ahora os comentamos algunos tipos de cerveza idóneos para esta temporada.  

Summer Ale: Esta es una cerveza concebida para este momento del año. Se caracteriza por un amargor muy agradable y un cuerpo suave con toques frutales debido al lúpulo que lleva. 

Radlers¿Sabías que esta cerveza toma su nombre en honor a los ciclistas? Esto se debe a que este estilo de cerveza surgió en Alemania en los años 20, momento y lugar donde el ciclismo estaba en auge. Kugler, creador de esta cerveza, situó su bar en un lugar de paso de ciclistas donde tuvo tanto éxito que un día al verse bajo de existencias decidió mezclar la cerveza con zumo de limón creando así esta cerveza. La Radler es una mezcla de zumo de limón con cerveza lo que la convierte en una gran elección para los días de verano.   

Witbier: Se trata de una cerveza de origen belga belga que fue creada por primera vez hace 400 años, desapareció y fue puesta de vuelta en el mercado en los años 50, desde entonces su popularidad no ha parado de crecer. Es una ale de trigo muy refrescante con leves notas a miel o vainilla, un color dorado claro y un sabor con notas dulces. 

Session IPA: Este estilo de cerveza es uma IPA de temporada. Es una cerveza de origen norte americano elaborada con lúpulos americanos y que tiene una baja graduación de alcohol. Esta cerveza se suele elaborar en primavera y verano y nació como una IPA más fácil de beber que la American Pale Ale. Es una cerveza ligera, aromática con un color claro. 

¿Qué os parece nuestra selección de cervezas para el calor? ¿Conocíais ya todas? El cambio de temporada es una buena oportunidad para descubrir nuevas cervezas en una terraza con amigos. ¿Por cual vais a empezar?  

Cómo servir la cerveza perfecta

¿Cómo se sirve la cerveza perfecta? ¿Hay una fórmula para que quede siempre igual? Todos hemos escuchado todo tipo de consejos como mojar antes el vaso, inclinar la copa hasta haberla llenado a la mitad o tirarla la cerveza desde cierta distancia, así como cuál es la temperatura perfecta o cuanta espuma es la ideal. ¡Hoy os contamos las claves para una cerveza perfecta! Lo primero será como mantener la cerveza hasta el momento de ser servida, después la selección de vaso o copa ideal y finalmente la técnica al tirar esa ansiada caña para disfrutar en una terraza con amigos.

A la hora de mantener la cerveza hay que protegerla de tres factores principales, luz, agua y olores agresivos. Una exposición excesiva tanto a luz natural o artificial puede provocar que la cerveza pierda alguna de sus características básicas, como sabor, color o aroma. Aunque almacenar los tercios o botellines en agua puede parecer una buena idea para mantener su temperatura puede estropear la etiqueta, lo que estropeará la presentación, provocar la aparición de moho y oxidar la chapa. Si la cerveza está en barril también deberemos tener cuidado con cómo lo movemos, evitando golpes excesivos.

La elección del recipiente donde servir la cerveza dependerá de la zona donde se sirva; por ejemplo, en el País Vasco es habitual servirla en el vaso de los zuritos, bajo y ancho, en Madrid y Andalucía en vaso de caña y en Asturias en vaso de sidra. A pesar de lo habitual en cada región, lo ideal es servir la cerveza en copa ya que permite cogerla por la caña y evitar que se caliente y siempre que podamos elegir un recipiente con el cristal fino, ya que facilita apreciar la bebida y es más agradable a la hora de beber. La elección de la forma del recipiente también depende de las características de la cerveza que se va a servir. Las cervezas más ligeras se sirven en recipientes más estrechos, conservando mejor los aromas, las cervezas con más cuerpo o más tueste requieren recipientes con boca más ancha que faciliten la oxigenación.

A la hora de servir la cerveza. En España tomamos la cerveza bien fresca, con una temperatura que oscila entre los 5 y 10 grados centígrados dependiendo de la cerveza que sea, en un recipiente idealmente frío, pero nunca escarchado, ya que la capa de hielo modifica el aroma y evita la formación de espuma. La capa de espuma se recomienda que sea entre 1,5 y 2 centímetros. Para tirar la cerveza deberemos colocar la copa o vaso bajo el caño con una inclinación de 45 grados y de 10 a 20 centímetros de distancia del caño, enderezaremos el vaso una vez se hayan llenado ¾ partes de este y cortaremos el grifo cuando queden unos dos centímetros hasta el borde. Si deseamos una espuma con un aspecto más compacto si se sirve de botella o cremoso si se sirve de grifo este proceso se tiene que realizar en varios tirajes.

Dicho esto, quienes mejor saben servir una cerveza son los profesionales de la hostelería, donde tanto nos gusta disfrutarla. ¡Qué mejor manera de disfrutar de una caña bien tirada que en un bar con amigos! Y recuerda, siempre con moderación y respetando las medidas anticovid.

La fermentación de la cerveza

¿Sabes cuál es el proceso de fermentación de la cerveza? Este paso es fundamental y debe formar parte de la cultura de cualquier cervecero. De manera muy breve, la fermentación es el proceso por el cual las levaduras añadidas al mosto (el líquido que se obtiene mojando la malta en agua en los primeros pasos de la producción de la cerveza) convierten los almidones o azúcares en etanol y dióxido de carbono.

Este proceso es vital, y quizás el más importante, en la elaboración de la cerveza; porque pequeñas variaciones en la levadura y la temperatura durante el proceso harán que tengamos un tipo u otro de cerveza, así como diferentes matices y aromas en el producto final.

Por esto, lo primero que vamos a tratar son los tipos de levadura y que darán origen a las dos grandes familias de cerveza: de alta y baja fermentación. Un tipo de levadura trabaja a mayor temperatura, entre 18 y 28º, y se suele quedar en la superficie, dando origen a las cervezas de alta fermentación o ales. Las levaduras de baja fermentación, o “fermentación en frío” funcionan entre 7º y 15º C y producen las cervezas conocidas como lagers.

Luego existen las cervezas de fermentación espontánea, menos conocidas por tener producciones más limitadas; en este tipo de cervezas no se añaden levaduras, sino que la fermentación se produce de manera natural y espontánea, con levaduras silvestres que se encuentran en el aire de manera natural.

Una vez que entendemos los tres tipos de cerveza que hay según la fermentación vamos a conocer cuáles son las características de cada una.

Cervezas Ale (alta fermentación)

Las tres características que nos ayudarán a diferenciar estar cervezas son:

  • Cuerpo: Las cervezas tipo ale tienden a ser más turbias que las lagers por el proceso de fermentación
  • Aroma: Estas cervezas tienden a tener aromas afrutados y más complejos. Esto se debe a que las levaduras que se usan en la fermentación desprenden subproductos aromáticos durante el proceso.
  • Sabor: Suelen tener un gusto más dulce, pero siempre dependerá del tipo de lúpulo que se le añada.

Cervezas Lager (baja fermentación)

¿Sabías que el término lager significa bodega o almacén en alemán? Se debe a que estos lugares presentaban las condiciones idóneas para la fermentación de estas cervezas.

  • Cuerpo: Tienden a ser más transparentes que las cervezas Ale.
  • Aroma: Tienen aromas más sutiles aportados por las maltas y los lúpulos
  • Sabor: Su sabor es más sutil que el de las Ales, por lo que pueden refrescar más que otras variedades.

Cervezas lámbicas (fermentación espontánea)

Estas cervezas surgieron en el área de Bruselas hace cientos de años. Sus características son:

  • Cuerpo: Son claras y tienen poca espuma
  • Aroma: Al olfato recuerdan a la sidra o al cava, y si llevan frutas destacarán sus aromas. Las frutas más comunes en la elaboración de estas cervezas son las ciruelas, el melocotón o las frambuesas.
  • Sabor: Tienen un sabor más ácido con toques agrios, igual que con los aromas, si hay frutas estas aparecen en el sabor.

Y ahora, ¿cuál te apetece más probar con amigos?, ¿y con qué plato?

Referencias:

* https://cerveceros.org/tipos-de-cerveza

  •  

Tapas en España por regiones

Las tapas son un símbolo de nuestra gastronomía y el producto más popular junto con una cerveza en las terrazas españolas, por eso cada región tiene tapas propias, representativas de su gastronomía local.

Según la región nos encontraremos con diferentes nombres para ellas: pintxos, tapas o raciones, tres maneras de disfrutar de una comida de una forma más relajada con amigos.

Dependiendo del lugar, podremos probar diferentes sabores tradicionales y propios de la zona. En este artículo haremos un repaso de algunas regiones y sus tapas mas representativas.

En Andalucía destacan tapas como el pescadito frito o el salmorejo. Dentro de la propia comunidad despuntan Almería y Granada por el imponente tamaño de las tapas. En Córdoba también encontraremos tradición de tapas, como ensaladilla rusa, los flamenquines o el rabo de toro. En Jaén son típicas las raciones de gazpacho pipirrana y frituras de verduras como berenjenas fritas.

En Cataluña entre las tapas mas tradicionales encontramos calamares fritos, bunyols (buñuelos) de queso o bacalao; o bombes (bolas de pure de patatas rellenas de carne picada empanadas y fritas).  Dentro de Cataluña, Barcelona tiene una gran cultura de tapas, una de las mas conocidas de la ciudad condal son las patatas bravas.

En Galicia encontramos una gran variedad gastronómica. Aunque sus tapas más típicas sean el pulpo, la empanada o la tortilla, producto que daría para una ruta propia; merece la pena explorar locales más tradicionales con tapas como raxo o vieiras.

En Extremadura existe una gran diversidad de tapas únicas de la región. Este es el caso de la pringue extremeña, un paté de hígado de cerdo y migas extremeñas. Sin dudano de los platos más representativos de la gastronomía de esta zona.

En el País Vasco, en cambio, a las tapas les llaman pintxos. Estos son cinco ejemplos de algunos que debes probar si algún día los visitas.

Pintxo de Txangurro: Este pintxo suele hacerse gratinado con txangurro, parecido al centollo. En su elaboración se suele usar cebolla fresca, mayonesa, vino, huevo duro y tomate.

Pintxo con txaka: Semejante a los aplitos de cangrejo se pica con jamón cocido y mayonesa y se sirve sobre pan o tortilla y pan.

Txistorra: Quizás unos de los productos más conocidos de la gastronomía vasca, no puedes volver sin probarlo.

Pintxo de huevo de codorniz: En este pintxo se combina el ingrediente principal, el huevo de codorniz, con otros ingredientes como morcilla, pimientos de padrón, jamón serrano…

Pintxo de bacalao: Seguramente el pescado más típico de la región. Igual que el pintxo de huevo de codorniz suele combinarse con otros ingredientes.

En definitiva, aunque sabemos que la situación sanitaria actual no acompaña, en cualquier región de España tendrás la oportunidad de disfrutar de la gastronomía local con amigos, ¡y siempre acompañado de una buena cerveza!

¿Cuánto sabes sobre las cervezas lambic?

¿Has oído hablar alguna vez de las cervezas Lambic? Se trata de una de las más desconocidas dentro de este mundo, así que en este post te contaremos todas sus peculiaridades, desde su origen hasta su composición y resto de características.

A pesar de no ser de las cervezas más populares, esta variante cuenta con una tradición de más de 400 años y no es apta para principiantes. Se elabora exclusivamente al sureste de Bruselas, más concretamente en el valle del Senne. El que sólo se elabore allí, se debe a que las levaduras y bacterias de este valle hacen a las cervezas Lambic únicas en el mundo.

En cuanto a su composición, las lambic propiamente dichas están hechas de trigo (30%) y cebada (70%). El porcentaje de alcohol en este estilo de cervezas va, por lo general, de 4% a 6%. Se constituye como una cerveza seca y con muy poco gas carbónico.

Cómo se elaboran las cervezas Lambic

A diferencia del resto de cervezas, las lambic se hacen sin añadir levadura de cultivo, son las propias levaduras y bacterias del ambiente las que hacen que el mosto fermente. Se trata por tanto de una cerveza de fermentación espontánea. Esta fermentación las convierte en unas de las cervezas más inusuales del mundo, ya que durante este proceso no se añade levadura, sino que se deja actuar a las levaduras salvajes del ambiente de la zona de donde proceden ¿sabías que este proceso de elaboración puede llegar a durar varios años?

Requiriéndose lúpulos muy viejos para su elaboración, la mayor parte de la cerveza lambic se utiliza para mezclar y refermentar añadiendo frutas y es dificil de conseguir tal cual, sin mezclar, fuera de su zona de origen. En la fermentación es donde entran en juego elementos que hacen de las lambics cervezas de auténtico culto, ya que en el proceso intervienen no solo las levaduras “clásicas” que fermentan, por ejemplo, el vino, sino otros agentes que darán aromas y sabores muy peculiares que no son apreciados por todo el público.

Dicen que la cerveza Lambic la amas o la odias, pero no hay un término medio ¿cuál es tu caso?

DIFERENTES TIPOS DE CERVEZA PARA EMPEZAR EL AÑO

¿Cuántas variedades de cervezas conoces? En este post te animamos a empezar el 2021 probando algunos tipos de cervezas nuevas, ¿te atreves?

Cerveza IPA (Indian Pale Ale): seguro que has oído hablar últimamente de este tipo de cerveza, ya que está muy de moda, pero no podíamos dejar de recomendarla. Como características que la diferencian del resto, éstas contienen una mayor cantidad de lúpulo y por lo tanto un amargor y aroma intensos. Al ser tendencia, te será muy fácil encontrar IPAs de casi todas las marcas. 

Cerveza negra: es un tipo de cerveza de color muy oscuro con fuerte sabor que puede recordar al chocolate o al café. Para esta variedad se utiliza levadura lager en lugar de ale en la fabricación, por lo que esta cerveza suele ser más suave y menos amarga que las stouts o porters. Su color oscuro viene dado por la malta tostada.

Cerveza Lager: la lager es una cerveza que se suele servir muy frías. Se caracteriza por su sabor acentuado y su fermentación baja. A estas cervezas también se las conoce comúnmente con el nombre de cerveza rubia por su tono, aunque algunas lagers tienen colores tostados o negros.

Cerveza trigo: este tipo de cerveza, generalmente de fermentación alta o ale, se elabora con una gran proporción de trigo en relación con la cantidad de cebada malteada. Dentro de la categoría de trigo, podemos encontrar dos vertientes: la weißbier alemana, cerveza de fermentación alta que se caracteriza por mezclar al menos 50% de trigo con malta de cebada; y la witbier belga, que utiliza aromatizantes como el cilantro y la cáscara de naranja.

Te animamos a que investigues y pruebes todas estas variantes y lo compartas en tus redes sociales.