El afterwork o cómo disfrutar del tardeo en buena compañía.

Salir a tomar algo siempre ha sido una opción habitual para la mayoría de las personas cuando quieren relajarse y desconectar del trabajo. Algunos lo llaman ir de cañas, picotear… infinidad de palabras diferentes para referirse a un mismo momento de disfrute: socializar delante de una bebida refrescante, como puede ser la cerveza, y unas tapas.

Concretamente, el afterwork se entiendo como el momento después del trabajo en el cual tomamos algo con nuestros compañeros de trabajo y/o con los colegas y es ideal para los amantes del tardeo cervecero. Buena compañía y cervezas en un bar.

Beneficios del afterwork

  • Fomenta las relaciones entre empleados y ayuda a la hora de crear una unidad y compenetración en los equipos.
  • Rompe la monotonía del día a día y ayuda a conseguir una motivación extra para la semana.
  • Libera el estrés y las tensiones generadas durante la jornada laboral.
  • Te permite conocer a otros profesionales de los sectores que te interesen o de otras áreas, ampliando así tus contactos personales y profesionales.

Moda o necesidad, el afterwork ya está aquí y ha venido para quedarse. Si aún no lo has probado, esta es tu señal para hacerlo. ¿A qué esperas? Te aseguramos que es adictivo, pero, recuerda, siempre #DisfrutaConCabeza.

Un sector responsable

Desde Cerveceros de España hemos lanzado nuestra nueva campaña de consumo responsable “Disfruta con cabeza” que busca inculcar valores de consumo moderado entre los jóvenes adultos (18 – 35 años) mediante la presentación del primer spot digital de la asociación. La iniciativa apela al consumo responsable a través de un mensaje positivo, invitándoles a disfrutar de todo lo que les rodea, pero haciéndolo siempre con cabeza. 

Esta acción se enmarca bajo el paraguas de la nueva campaña de comunicación global: “Una gran Cerveza, una gran Responsabilidad”. Una nueva iniciativa de todas las marcas que forman la Asociación de Cerveceros de España, que, en esta ocasión, dan un paso más allá dirigiéndose principalmente a los jóvenes adultos para trasladar su firme compromiso con el consumo responsable y mostrar la naturalidad y procedencia de un alimento tan arraigado con el estilo de vida mediterráneo, como es la cerveza.

Si quieres saber más sobre consumo responsable y la campaña “Disfruta con Cabeza”, puedes visitar esta web: https://cerveceros.org/disfrutaconcabeza

¿Qué hace que la producción de cerveza sea ecológicamente sostenible?

España es intrínsecamente una nación cervecera, de acuerdo con el Informe World Beer Index 2021. Nuestro país es el segundo mayor consumidor de cerveza per cápita en el mundo y el segundo productor a nivel europeo. La cerveza en sí es un símbolo de enorme valor en la cultura española y también en nuestra industria. Ahora que todos los sectores hacen un esfuerzo por orientarse hacia una sostenibilidad eficiente, cabe preguntarse si el cervecero también lo es. La respuesta es simple: sí y, de hecho, el sector cervecero español es de los más sostenibles del mundo, pero ¿ qué es lo que hace que esta industria nacional sea tan “verde”?

Una de las primeras respuestas tiene que ver con el consumo de agua que se emplea para producir cerveza. De este modo, para conseguir un litro de cerveza en España, se consumen de media entre 3 y 5 litros de agua. Esto, en comparación de los 600 litros necesarios para un litro de zumo de naranja, los 800 del vino, o los 1100 para el café, es una huella hidráulica extremadamente positiva para una industria del tamaño de la española. No solo eso, sino que, además, el sector trabaja en reducir continuamente esta cifra.

Sobre el packaging se ha hablado mucho, ya que conseguir una circularidad en los envases y hacerlos realmente sostenibles trae consigo muchas implicaciones y dificultades técnicas para un producto delicado como es la cerveza. Por eso, la industria cervecera española comercializa cerca de un 80% de su volumen de ventas en hostelería en envases que pueden reutilizarse de nuevo.

Finalmente, podemos considerar el uso de la energía y la huella de carbono que deja la producción de cerveza en España; más del 92.4% de la electricidad consumida por la industria cervecera durante la producción es de origen renovable y un 10% de la energía térmica consumida en producción es generada a partir de fuentes renovables.

Todos estos desarrollos son indicativos de una tendencia positiva en la industria para alcanzar el residuo cero en la producción cervecera antes de la próxima década, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. A partir de ahora, todo lo que parece necesario para mantener esta tendencia, y asegurar futuros desarrollos, es la existencia de la demanda cervecera española, y priorizar desarrollos que minimicen la ratio de emisiones de gases de efecto invernadero durante el proceso de producción.


Para gustos, vasos.

Los más cerveceros estarán de acuerdo con que existe un debate sobre qué tipo de vaso es el mejor para beber cerveza. Algunos optan por la jarra, otros por copa, e incluso hay quienes prefieren beber con vaso de tubo… Hoy te explicamos qué vaso es el más recomendado según la cerveza que quieras beber, porque lo cierto es que factores como la espuma, el aroma y el sabor de esta bebida dependen en gran medida del recipiente de donde bebemos.

Pinta

Este tipo de vaso es uno de los más utilizados por los fans de la cerveza. Una de sus ventajas es que está hecho de polipropileno inyectado, un material que lo hace mucho más resistente y por tanto es más difícil que se rompa. Los expertos lo recomiendan a la hora de beber cerveza craft o IPA.

Jarra

El vaso favorito de los maestros cerveceros alemanes, la jarra es ideal para no calentar nuestra cerveza, ya que podemos agarrarla de su asa. Por esa razón, es un vaso perfecto si vas a beber una cerveza con más mililitros de lo habitual.

Vaso pilsner

Tal y como nos dice su nombre, es el vaso perfecto para beber una pilsner. Los expertos también aconsejan beber cervezas ligeras con este vaso porque gracias a su forma es capaz de retener la carbonatación, y por tanto la espuma dura mucho más.

Vaso lager

Al igual que la anterior, su propio nombre nos indica que este vaso es el indicado para beber lager. Es bastante similar al vaso pilsner, pero este es más bajo y ancho. Por ello, retiene aún más la espuma de nuestra cerveza.

Copa

Si quieres apreciar todos los aromas de tu cerveza, la copa es la mejor opción. Su anchura nos permite, además, captar todo su sabor, por lo que se recomienda usarla si vas a beber cerveza con matices fuertes como la ALE. Además, hay muchos tipos de copas, como la snifter, más ancha, o la de forma de cáliz.

Y tú, ¿cuál sueles utilizar para beber cerveza?

“Disfruta con cabeza”: Una iniciativa de Cerveceros de España para promover el consumo responsable de cerveza entre los jóvenes adultos.

Cerveceros de España lanza “Disfruta con cabeza”, una nueva iniciativa para promover el consumo responsable entre los jóvenes adultos (18 – 35 años) a través de su primer spot digital. Con esta campaña, la asociación apela a ese consumo responsable a través de un mensaje positivo que invita a los jóvenes adultos a disfrutar de todo lo que les rodea, pero haciéndolo siempre con cabeza. 

“Disfruta con Cabeza”, es el claim elegido para el spot, que se puede ver tanto en medios digitales como sociales a través de las plataformas como YouTube, Instagram y Facebook, así como en Twitch, Spotify, A3 Media y Mediaset . El spot cuenta con un total de cinco versiones con las que se ha querido hacer hincapié en distintos momentos de consumo de cerveza: durante la tarde o “tardeo”,  el momento del aperitivo, y disfrutando con los colegas.

“Queremos que los jóvenes sigan disfrutando del placer de tomarse una cerveza con amigos. Pero también queremos que conozcan y promuevan los valores de un consumo siempre con sensatez, ya que cuando se disfruta de la gente y de la cerveza, con cabeza, se disfruta el doble.” Manifestó, el director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla, en la presentación de la campaña a medios de comunicación.

Un sector responsable

Esta acción se enmarca bajo el paraguas de la nueva campaña de comunicación global de Cerveceros de España: “UNA GRAN CERVEZA. UNA GRAN RESPONSABILIDAD”. Una nueva iniciativa de todas las marcas que forman la Asociación de Cerveceros de España, que, en esta ocasión, dan un paso más allá dirigiéndose principalmente a los jóvenes adultos para trasladar su firme compromiso con el consumo responsable y mostrar la naturalidad y procedencia de un alimento tan arraigado con el estilo de vida mediterráneo, como es la cerveza.

Si quieres saber más sobre consumo responsable y la campaña “Disfruta con Cabeza”, puedes visitar esta web: https://cerveceros.org/disfrutaconcabeza

Nos vamos de Festivales Musicales por España

Foto de Yvette de Wit en Unsplash
Foto de <a href="https://unsplash.com/@yvettedewit?utm_source=unsplash&utm_medium=referral&utm_content=creditCopyText">Yvette de Wit</a> en <a href="https://unsplash.com/es/s/fotos/festival?utm_source=unsplash&utm_medium=referral&utm_content=creditCopyText">Unsplash</a>
Foto de Yvette de Wit en Unsplash

El verano es una de las mejores épocas para disfrutar de un buen festival de música al aire libre con una cerveza bien fría. Además, contamos con la suerte de que en España hay gran variedad de opciones, para todos los gustos y repartidos por todo el país. Aquí te dejamos algunas propuestas que, en nuestra opinión, no puedes perderte este verano si te gustan la música y el buen rollo:

  • Mad Cool (del 6 al 10 de julio): Es uno de los festivales más reconocidos en España, porque seas del tipo de música que seas, en Mad Cool seguro que uno de tus artistas favoritos aparece en cartel. Este año, artistas de renombre internacional como Imagine Dragons, Metallica o Twenty One Pilots se subirán al escenario de Mad Cool en Madrid. Del panorama nacional, destacan algunos como Nathy Peluso, Natos y Waor o Guitarricadelafuente. Más info: https://madcoolfestival.es/
  • BBK Live (del 7 al 9 de julio): Es uno de los festivales más reconocidos en España, porque seas del tipo de música que seas, en Mad Cool seguro que uno de tus artistas favoritos aparece en cartel. Este año, artistas de renombre internacional como Imagine Dragons, Metallica o Twenty One Pilots se subirán al escenario de Mad Cool en Madrid. Del panorama nacional, destacan algunos como Nathy Peluso, Natos y Waor o Guitarricadelafuente. Más info: https://madcoolfestival.es/
  • Festival de Ortigueira (del 10 al 17 de julio): Este festival celebró su primera edición en 1978 y es uno de los referentes de la música folk en España. Ortigueira acoge por una semana a artistas nacionales como Tanxugueiras, que se quedaron a las puertas de representar a España en Eurovisión, pero también del panorama internacional como los escoceses Red Hot Chilli Peppers. Más info: https://festivaldeortigueira.com/es/
  • Diversity Valencia Festival (del 21 al 23 de julio): El Diversity Valencia Festival nace como un llamamiento a la diversidad y a la diferencia, de la mano de grandes artistas internacionales y con una amplia variedad de estilos, incluyendo pop, rock, indie, urbano, electrónica… Artistas como Karol G, Ozuna, Iggy Pop, Maneskin o Christina Aguilera, inundarán Valencia de música y buen rollo: Más info: https://diversityvalencia.es/el-festival/
  • Low Festival (del 29 al 31 de julio): A finales de julio, Benidorm acoge este festival que cuenta con más de 50 artistas confirmados. Además, el cartel de este año es muy variado, ya que podemos encontrar a grandes artistas de la música electrónica como 2manydjs o del rock como Temples. Otros nombres conocidos que aparecen en cartel son Alizzz o La Femme. Más info: https://lowfestival.es/
  • Vive la Feria (del 11 al 14 de agosto): Torrelavega (Cantabria) acoge este verano un festival con un cartel repleto de artistas nacionales, desde estilos más pop como La Oreja de Van Gogh hasta otros más urbanos como Omar Montes. Esta es la tercera edición de este festival, que contará también con Melendi, Juan Magan o Pol Granch, entre otros. Más info: https://vivelaferiatorrelavega.com/

Por supuesto, hay muchos más, pero esta es una pequeña muestra, sin olvidarnos de los festivales que abrieron la temporada hace unas semanas, como el Sónar o el Primavera Sound, y que, sin duda, no te puedes perder el año que viene. Y tú, ¿a cuál(es) vas a ir?

Tapas veraniegas

El verano está a la vuelta de la esquina y con ello llegan nuevos planes, así como formas diferentes de comer. Aquí te dejamos algunos platos fresquitos, que acompañados por una cerveza, son la mejor opción para esas salidas y tapas con amigos.

Tartar de salmón y aguacate

El pescado es uno de los imprescindibles del verano, ¿y qué mejor que este tartar de salmón y aguacate? Este plato, que te recomendamos que acompañes con una IPA, es muy sencillo de elaborar, aunque es una opción cada vez más presente en bares y restaurantes. Además, hay muchas maneras de tomarlo, ya que el salmón se puede macerar de diferentes formas.

Gazpacho de sandía

El gazpacho de sandía, que se elabora con los mismos ingredientes que el gazpacho tradicional solo que incorporando esta fruta, es una opción muy apetecible para este verano, ideal para empezar una buena comida. Si además lo acompañas de tu cerveza favorita, es el aperitivo ideal ahora que llega el calor.

Carpaccio de ternera

Para los amantes de la carne no hay nada mejor que un carpaccio de ternera en verano. Este plato, además, puedes realizarlo a tu gusto. Por ejemplo, una buena manera de degustarlo es con lascas de parmesano y rúcula. Una lager bien fresquita es la mejor acompañante para este plato tan rico.

Ensaladilla rusa

Un clásico estival, la ensaladilla rusa no puede faltar en ningún aperitivo veraniego. Nada mejor que combinarla con un trozo de pan para rebañar, acompañado por amigos y con una cerveza bien fría.

Salpicón de marisco

Otro clásico y que cuenta con multitud de versiones, el salpicón de marisco es una opción muy saludable además de aportar frescor en los días de calor. El salpicón es muy sencillo de elaborar y un plato que no dejará indiferente a nadie. Te recomendamos que lo acompañes de una pilsner o una cerveza con limón para rebajar su acidez.

Está claro que estos 5 platos son ideales para acompañar esas cervezas fresquitas veraniegas, aunque hay muchas opciones más. ¿Cuál de todos es tu favorito?

Las diferentes maneras de pedir una cerveza por España.

España es un país con una gran diversidad cultural. Podemos verlo de muchas maneras, y una de ellas es la forma en la que pedimos una cerveza según el punto donde nos encontremos.

Para empezar, es importante tener en cuenta que la medida de una caña puede variar según la comunidad. Si en Madrid pides una, te la servirán en un vaso de 200 mililitros, mientras que en el País Vasco la cantidad subirá hasta los 350 mililitros. Por ello, si no quieres que te sirvan lo que en Madrid se conoce como una “doble”, debes pedir un “zurito”.

En el caso de Aragón, el nombre también varía: si quieres una caña, pide un “penalti”. Además, Castilla y León, La Rioja y Galicia también comparten nombre, donde una caña es mejor conocida como un “corto”.

Si nos animamos a pedir una cerveza algo más grande, es decir, que supere los 330 mililitros, la manera de pedir también cambia. En Madrid se la conoce como tercio, mientras que en Cataluña es común usar el término “mediana”. Los asturianos y los cántabros, por otro lado, pedirán en su bar una “media”. En cambio, si nos vamos a Andalucía, deberemos decirle al camarero que queremos un “cañón”.

Ya hemos visto que hay multitud de maneras para referirse a la cerveza, pero lo que está claro es que todos compartimos el mismo interés por esta bebida y nos gusta acompañarla de una tapa y compañía. Y tú, ¿ cómo pides una caña?

Cerveza con espuma, ¿sí o no?

¿Cuántos dedos de espuma debe tener una copa de cerveza? Seguramente te hayas hecho esta pregunta alguna vez, y probablemente haya sido objeto de debate en unas tapas con amigos. Pues bien, la respuesta existe: la espuma es un indicador de calidad y sabor de esta bebida.

El nombre técnico de la espuma de la cerveza es giste, y proviene del alemán. Es importante entender que está formada por el gas carbónico que se produce con la fermentación de la cerveza, y, por tanto, según el tipo de lúpulo, malta y cereal que se utilice, podremos encontrar más o menos espuma. Aun así, no en todos los casos la espuma juega el mismo papel, ya que depende de otros factores, por ejemplo, la cerveza de trigo, tiene más espuma que una pilsner.

Sin embargo, sin tener en cuenta la variación de la espuma según el tipo de cerveza, los expertos indican que el giste garantiza la calidad de esta bebida. Si comparamos la espuma entre dos cervezas del mismo tipo, lo cierto es que la que tenga menor calidad se quedará antes sin espuma, lo que quiere decir que las burbujas de dióxido de carbono producidas en el proceso de fermentación se originaron de forma artificial.  El giste evita que nuestra cerveza se quede sin gas, ya que actúa como barrera contra el aire. Ahí también entra en juego la temperatura de la cerveza, ¿cuántas veces has notado que, cuando la cerveza se te queda caliente, el gas desaparece? Cuanto más fría, más aguantará la espuma, y, por tanto, proporcionará más sabor garantizado.

Además, debido a que la espuma está directamente ligada al proceso de fermentación, el giste nos permite que percibamos al máximo todos los aromas de la cerveza, así como los matices de su sabor. En definitiva, son muchos los expertos que coinciden en que una copa de cerveza debe llevar unos 2 dedos de espuma, e insisten en que es clave tirarla bien para conseguir la mejor proporción entre espuma y cerveza. Sin duda, la espuma es símbolo de sabor y cremosidad, así que cuando vuelva a surgir este debate con amigos, ya sabes qué responder.

Historia cervecera: La pilsener lager

En España tenemos por costumbre disfrutar de la cerveza, con dos dedos de espuma, servida a baja temperatura para que sea lo más refrescante posible, con sabor a lúpulo, una graduación de alcohol no superior a los 6 grados, acompañado de algo de comida y siempre en compañía.

En este sentido, la cerveza más común es la tipo Lager. Técnicamente, está caracterizada por una fermentación más pausada con levaduras especiales (de fermentación baja) y que suelen ser almacenadas en bodegas durante un determinado período a baja temperatura –5-10⁰C–con el fin de limpiar las partículas residuales y estabilizar sus sabores. De hecho, este proceso de almacenamiento es la que le da nombre: lager significa “almacenar” en alemán, tierra donde se encuentran sus orígenes.

Así, el tipo de cerveza más popular del tipo lager y la que reúne todas estas características es la Pilsener. Hoy os contamos su historia:

Este tipo de fermentación nace en Baviera en el siglo XV apodándose lagerbier que sería la denominación exacta utilizada hasta finales del siglo XIX para identificar a las cervezas que habían sido fermentadas a baja temperatura y que habían sido sometidas a un proceso de almacenamiento en bodegas subterráneas.

Tal proceso se lograba mediante la excavación de bodegas, llenas artificialmente con hielo de los lagos y ríos próximos, con el objetivo de mantener las bajas temperaturas de la bebida fermentada durante los meses más cálidos. Así funcionaría su proceso hasta principios del siglo XIX, cuando un cervecero llamado Gabriel Sedlmayr, cuya familia regentaba una cervecera en la época, hizo una gira por Europa para mejorar sus conocimientos en la materia donde utilizó algunas artimañas de espionaje industrial-cervecero recolectando en Gran Bretaña –en aquel momento tenían gran fama el proceso malteado de los británicos– pequeñas muestras de mosto fermentado de las distintas fábricas que visitaban que luego les permitiría desarrollar dos nuevos tipos de malta y de cerveza.

La nueva reformulación se expandió por Europa y a mediados de siglo de la mano de Anton Dreher, compañero de Gabriel durante sus incursiones por Europa y cuya familia regentaba una cervecera en Viena, llegó a la capital austríaca con el aliciente de que, con el agua de Viena, se permitía el uso de maltas más ligeras, creando una coloración final de tono ámbar-rojizo.

Sería esta receta la que se iría pasando de ciudad en ciudad, hasta llegar en 1842 a la ciudad de Pilsen donde Josef Groll, cervecero, hizo su propia versión empleando una malta diferente y agua local. El resultado sería una bebida fermentada más suave de sabor que la de Baviera y Viena, además de tener un color dorado y brillante.

Se le denominaría a este nuevo tipo Pilsener y se expandiría rápidamente y con gran éxito al resto de los países europeos hasta convertirse hoy en día en uno de los tipos de cerveza más populares de todo el continente.

Películas cerveceras para iniciar el año.

Se han acabado las vacaciones de Navidad y comienza un nuevo año lleno de ilusiones y nuevas metas por cumplir. Tras un parón volver a la rutina cuesta, por eso, para hacerlo más liviano os traemos una recopilación de películas con motivos cerveceros que nos harán llevar el inicio del 2022 de la manera más alegre posible.

La cerveza y el cine son dos tipos de arte que han estado ligadas desde finales del siglo XIX. Infinidad de escenas del séptimo arte han sido protagonizadas por esta bebida.

Podemos destacar como una de las películas mejor valoradas por los expertos, Cadena Perpetua (1994), los convivientes en la penitenciaria estatal de Shawshank tienen un momento de obnubilación disfrutando al sol de una cerveza.

Un caso más reciente y digno de mencionar sería en la ya finalizada serie La Casa de Papel (2017-2021) en la que la celebración y anhelos de esperanza y felicidad van de la mano de todos los integrantes de La Banda disfrutando de una comida en compañía mientras degustan una cerveza.

Sin más dilación, os presentamos 4 apariciones en la gran pantalla en distintos formatos que fueron aclamadas por la crítica donde la cerveza es el ingrediente principal

  • Old Man Drinking a Glass of Beer (1898. Cortometraje). Comedia británica de menos de un minuto en el que se presenta a un hombre que bebe y degusta un vaso de cerveza cuyas facciones y gesticulaciones se van animando a medida que va consumiéndose el brebaje. Fue la primera aparición de la cerveza en la gran pantalla.
  • Como la Cerveza Salvó el Mundo (2011. Documental). Se basa en un viaje cervecero que empieza desde el principio de las civilizaciones y se extiende hasta la conquista del espacio todos unidos por un mismo hilo conductor: la cerveza. Gran parte del elenco de historiadores y científicos que relatan los sucesos inciden en que fue la elaboración de cerveza lo que desterró el sedentarismo en el ser humano.
  • Colegas de copas (2013. Largometraje). Comedia romántica que narra la historia de dos compañeros que trabajan juntos en una fábrica de cerveza. La bebida lupulada aparece en todos los momentos importantes de esta película acompañando a los protagonistas en sus decisiones. 
  • Guerra de Cervezas (2019. Serie). Narra la historia de cuatro amigas que inauguran su propia cervecería sin tener en cuenta que en la misma calle existe, desde hace décadas, una de las cervecerías más populares de la zona. Se adentrarán en un concurso oficial para tener el título de mejor cerveza del barrio.