Los Hostelhéroes de A Coruña sonríen al ‘mal tiempo’

En la cocina o entre las mesas, delante o detrás de la barra, tirando una caña o sacando una tapita. Los Hostelhéroes no descansan, siempre están atentos para ofrecer el mejor servicio al cliente. Y, si algo hemos aprendido de los retratos que ha hecho el fotógrafo Xurxo Lobato a los hosteleros de A Coruña, es que lo hacen con una sonrisa.

Esa frase que dice ‘al mal tiempo buena cara’ es el hilo conductor que nos guía por la exposición Hostelhéroes A Coruña. “Realicé esta serie de retratos con la sonrisa como elemento común. Intenté que transmitieran naturalidad, frescor, optimismo, mirar al futuro en positivo. Y lo hacen con una cerveza en la mano” explica Xurxo Lobato.

Sus fotografías hablan (y ríen) por sí solas y nos dicen muchas cosas, como sus protagonistas:

“El hostelero perfecto es el cliente. Siempre hay que ponerse en la piel del cliente, hay que salir de la barra para ser el mejor detrás de ella”, habla José Luis Castro detrás de una frondosa barba, todo un veterano del sector ahora al frente de El Trastero.

Otro veterano, Domingo Canosa de Alma Negra, también habla de sus clientes: “Después de todos estos años… el consejo que doy es tratar bien a los clientes y a los trabajadores”

Y los más jóvenes están de acuerdo con ellos: “Un camarero es bueno cuando el cliente no se da cuenta de que estamos” esto nos lo dice Luís Rodríguez desde su restaurante Barlovento, un nuevo concepto de restauración en la ciudad que sopla aire fresco  sin olvidarse de lo más importante en hostelería, el cliente.

“Hay clientes a los que he visto crecer y otros me han visto crecer a mí” confiesa Gorka Rodríguez de La Pulpeira de Melide en la que lleva trabajando desde que era niño y ayudaba a sus padres en el negocio.

Cecilia Pérez y Rubén Rey llevan menos tiempo al frente de O Cunqueiro pero destacan lo mismo, sus clientes: “Conoces lo que quiere cada cliente porque hay muchos que vienen casi todos los días. Cuando entran por la puerta ya tienen su pincho y su caña en la barra”.

“En hostelería el reconocimiento lo tienes al momento, con un gracias y una sonrisa” así lo resume Antón Sáez desde la barra de A Bica… y quizá esté ahí el secreto, quizá sea esa la causa por la que los Hostelhéroes de A Coruña le sonríen al ‘mal tiempo’.

 

Antón Saez / Bara A Bica

Imagen 1 De 20

Fotografía de Xurxo Lobato

De ruta cervecera por el norte

Zurito y pintxo

A punto de dar el pistoletazo de salida al que será un fin de semana largo en varias comunidades, os proponemos una nueva ruta cervecera para disfrutarlo entre cañas, tapas y amigos. En esta ocasión viajamos por el norte de la península, en un recorrido que arranca a orillas del Cantábrico y desemboca en el Atlántico.

  • De pintxos y zuritos por Bilbao
Imagen vía Blog Bodorrio
Imagen vía Blog Bodorrio

Si por una cosa destaca la villa vasca es por la calidad de sus pintxos y sus característicos “zuritos”, los vasos chatos de caña,  imprescindibles en cualquier plan cervecero por la ciudad.

Empezamos por la plaza de Abando, en pleno centro, muy cerca de la plaza Moyúa, paralela a la Gran Vía de Don Diego López de Haro, una de las zonas más emblemáticas de Bilbao, tanto para el aperitivo como a media tarde, noche, e incluso ¡desayuno! Aquí encontramos algunos de los locales favoritos de los bilbaínos:

Café La Granja. Entre sus especialidades, talo con chorizo, txistorra o morcilla.

Café Iruña. Debe su  fama a los pinchos morunos.

Bar El Globo. De lo mejor de su carta, la tortilla de patata.

Bar La Viña. Para disfrutar de pintxos más elaborados con un toque más actual.

En Indautxu hacermos una parada en el bar Eme para degustar uno de sus exquisitos sándwiches con receta secreta. Y seguimos el viaje por el Casco Viejo y La Plaza Nueva, donde también podemos disfrutar de unos pintxos riquísimos acompañados de un buen zurito. On egin!

  • Rabas y cañas en Santander
Imagen vía Pintxo tapas
Imagen vía Pintxo tapas

En Santander (toda Cantabria, en general) es tradición ir a tomar las rabas a la hora del aperitivo, acompañadas claro de una caña. El fin de semana, especialmente el domingo, es una institución de carácter prácticamente religiosa.

La zona principal la marca un rectángulo delimitado por las calles Rio de la Pila y Marcelino Sanz de Santuola (o para los santanderinos calle del Martillo) a la izquierda, la calle Santa Lucia por arriba, el Paseo de Pereda por abajo y Puerto chico y la calle Casimiro Sáinz por la derecha. En esta zona encontramos imprescindibles como:

La Conveniente: Todo un clásico santanderino, croquetas, queso, pimientos…

Casa Ajero: Imperdonable perderse sus rabas y sus chipirones rellenos

Cañadío: Tapas y raciones un poco más elaboradas, pero manteniendo los sabores clásicos de la zona, con el cabracho como uno de sus principales atractivos

En Puerto Chico, zona de pescadores de toda la vida, y tiene dos nombres que destacan para comer pescado de verdad: Bar Marucho y La Mulata.

Y aunque no sea en Santander, si hablamos del binomio cerveza y rabas, no podemos pasar por alto Las Ruedas en Torrelavega.

  • Cerveza  a la gallega en A Coruña
Imagen via El aderezo
Imagen via El aderezo

Con la Torre de Hércules como guía, el faro más antiguo del mundo en funcionamiento y Patrimonio de la Humanidad, empezamos un recorrido por esta ciudad que duerme de pie, como les gusta decir a sus habitantes (y no les falta razón).

Una de las zonas más típicas para cervecear en A Coruña es la calle de la Barrera, repleta de bares en los que las cañas se mezclan con tapas de berberechos, calamares, chipirones y demás delicias de la gastronomía gallega. Muy cerca, está toda una institución coruñesa en el arte del tapeo, el bar La Bombilla, sus dueños presumen dicen que fue el primer local con luz eléctrica de la ciudad. La calle de la Franja, una de las arterias que salen de la Plaza de María Pita, es visita obligada si quieres disfrutar de una buena mariscada y muy cerca, en la Plaza de España, hay que parar a tomar un pulpo á feira en la afamada Pulpeira de Melide y maridarlo con cerveza, una combinación siempre ganadora.

La calle de la Estrella y los alrededores de la Plaza de Lugo se han convertido en los últimos años en zona de moda para tapear y cervecear desde la hora del aperitivo hasta mucho después de ponerse el sol y la Avenida de la Marina es la mejor opción para disfrutar de una cerveza mirando al mar.

Los coruñeses se mueven con Beer Runners.

¿Qué hacían un centenar de coruñeses vestidos con ropa deportiva y haciendo estiramientos en una nublada mañana de sábado en los alrededores de la Torre de Hércules de A Coruña?

staban haciendo historia; ¡porque iban a ser los protagonistas del recorrido inaugural del movimiento Beer Runners en España!

Desde Filadelfia hasta A Coruña

En efecto, A Coruña fue la ciudad elegida para arrancar en España un movimiento que nació cuando los corredores de un club de Filadelfia, los Fishtown Beer Runners, descubrieron un estudio dirigido por el Dr. Manuel Castillo en el que se concluye que la cerveza puede contribuir a la recuperación hídrica después de hacer ejercicio. El grupo decidió poner en práctica esta lección y quedar una vez a la semana para salir a correr en grupo y terminar el recorrido en un bar para disfrutar de una costumbre tan española como tomar una caña y una tapa. Edimburgo, Chicago y Nueva York son otras de las ciudades que ya se han sumado al movimiento Beer Runners. Beer Runners pretende inculcar hábitos de vida activa y saludable y por eso Cerveceros de España se ha adherido en el marco de este proyecto al Plan Gallego para el Fomento de la Actividad Física Galicia Saudable, una iniciativa impulsada por la Xunta de Galicia con el objetivo de animar a los gallegos a aumentar su actividad física.

Crónica de una carrera: lluvia, buen humor y cerveza.

Estas tres palabras pueden marcar las tres fases de la feliz jornada: Lluvia. El sábado en A Coruña amaneció con nubes y claros, pero poco a poco el cielo se fue cubriendo y media hora antes de la salida estalló “el diluvio perfecto”. La visión de un cielo completamente negro hizo que algunos decidieran irse corriendo… pero a sus casas. La mayoría, sin embargo, estaban dispuestos a salir aunque cayeran “chuzos de punta” y se daban ánimos mutuamente al grito de ‘¡vamos!’ En ese momento, el clima gallego demostró que es impredecible y dio la primera recompensa a los valientes: la lluvia paró y volvió a lucir el sol. Buen humor. La carrera transcurrió entre bromas y charcos (para que nadie olvidase que el agua es el principal ingrediente de la cerveza, en un 95%). Los corredores más experimentados no necesitaron más de 15 minutos para llegar a la meta, tiempo suficiente según ellos para recorrer los 4km de recorrido por el Paseo Marítimo de A Coruña. También hubo muchos que prefirieron tomárselo con más calma. Al fin y al cabo, en Beer Runners no importa quién llegue primero o último, sino disfrutar de un buen rato haciendo deporte en compañía. Incluso contamos con un participante muy especial, ¡un perro que corrió con sus dueños! Pero tanto los corredores más expertos como los que se habían calzado las zapatillas por primera vez demostraron en todo momento su buen humor y sobre todo, sus ganas de moverse. Cuando todos los participantes ya habían atravesado la línea de meta, el profesor Manuel Castillo, que había corrido con ellos, les contó el origen del proyecto y Cristina de Aguirre, responsable de Asuntos Sociales de Cerveceros de España, les agradeció su participación en la iniciativa. Junto a ellos, el Jefe de Servicio Provincial de Deportes de A Coruña, Roberto García y Cecilia Vázquez, Coordinadora de Programas de Dinamización Juvenil de la Dirección General de la Juventud de la Xunta de Galicia. ¡Cerveza! La parte más cervecera de la jornada trascurrió en el Bar Nemo, un estupendo local de la ciudad ubicado al lado de la meta, en el muelle de El Parrote entre veleros y un transatlántico que estaba atracado en el puerto.Pimientos de padrón, tortilla de patatas, croquetas y tostas de pan tumaca para todos iban saliendo de la cocina y se disfrutaban entre sorbos de cerveza. Muchos de los participantes habían ido en grupos, pero la jornada también sirvió para que personas con la misma afición por el deporte se conociesen y quedasen para repetir la experiencia. ¡Misión cumplida!

La carrera continúa…

Pero la ruta de A Coruña sólo ha sido un excelente y prometedor principio. La actividad continúa en www.beerrunners.es, punto de encuentro virtual del proyecto. En esta página web se propondrán rutas para correr en A Coruña, consejos útiles para los que empiezan a correr y se ofrecerá un espacio en el que los interesados podrán organizarse y conocer gente para repetir la experiencia de esta mañana. Y Cerveceros de España ha traído la iniciativa a la ciudad atlántica, pero habrá más citas Beer Runners en las siguientes ciudades: MadridBarcelonaLeónToledoSevillaLas Palmas y Zaragoza. Nos despedimos hasta la próxima ruta Beer Runners con las palabras de Jacobo Olalla Marañón, director general de Cerveceros de España, que resumen perfectamente el espíritu Beer Runners:

“Sabemos que la gente queda con sus amigos, conocidos o familiares para tomar unas cañas. ¿Por qué no hacer lo mismo con el deporte? Si la cerveza se disfruta más en compañía también el ejercicio puede ser más atractivo si se practica en grupo. Beer Runners une dos aspectos de la cultura mediterránea, el deporte y el acto social de compartir una cerveza, y además, es una manera de animar a cualquier persona, tanto a deportistas profesionales como aficionados, a seguir pautas de vida saludable”

¡Esta carrera tiene mucho recorrido!