¿Sabías que…?

histo1Ya sabéis que la cerveza es una bebida que se inventó hace miles de años. Pero ¡atentos a los siguientes acontecimientos que ocurrieron a lo largo de la historia y que tienen a la cerveza como protagonista!

Los antiguos babilonios fueron los primeros en elaborar cerveza, se lo tomaban tan en serio que a quién realizaba una mala producción… ¡lo arrojaban a ella!

En 1814 en Londres, mucha gente se vio en la misma situación por un accidente. Un tanque que contenía 3.500 barriles de cerveza se rompió originando una ola que fue a parar a una parroquia. Hubo que demoler 2 casas por los destrozos causados.

Que la cerveza corriese a mares no era ningún problema para los vikingos. Tan lejos llegaba su obsesión por ésta bebida que creían que en el paraíso les esperaba una cabra gigante que proporcionaba un chorro infinito de cerveza.

Y es que muchos llevan mal que se les acabe la cerveza. Y si no que se lo digan a los peregrinos de MayFlower que se establecieron en Nueva Inglaterra en lugar de en Virginia – como tenían pensado- porque se quedaron sin su bebida favorito.

¿Creéis que la tradición de tomarse una cerveza después del trabajo es una costumbre actual? Durante la construcción de la Gran Pirámide de Giza los constructores recibían una cerveza diaria como pago. Siglos después, George Washington insistió en que sus soldados recibieran 1 litro al día como recompensa.

Benajmin FranklinHasta en la política ha tenido su lugar nuestra querida bebida. En 1990 el partido “amantes de la cerveza”  presentó candidatos en Rusia y Bielorrusia… ¿Estaría bien un gobierno así, no?

Seguro que si Michael Jackson, autor de El libro de la cerveza, fuese ruso les hubiese votado fue un gran autor y crítico cervecero que ayudó a recuperar el interés por la cerveza en los años 70.

Y es que, como decía Benjamin Franklin… “La cerveza es la prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices” ¿Tienes alguna duda?

 

Anécdotas cerveceras para compartir

Una mañana soleada en una terracita, o una tarde lluviosa en un confortable bar con los amigos, unas cervecitas, risas, una charla relajada… en ocasiones como estas se habla de todo, y de la misma forma que se comparten las tapas,  nos gusta compartir las anécdotas.

Y como a nosotros de lo que nos gusta hablar es de cerveza, esta semana queremos darte material para esas reuniones, información curiosa que quizá no conozcas pero que resulta llamativa, como ya hicimos con nuestra entrada Cervezas: un mundo de anécdotas, y así poder completar la frase:

Oye, ¿sabías que…

La cerveza es una bebida de dioses?

La cerveza y la religión han tenido, desde la antigüedad, una relación muy estrecha.

Ya en los tiempos de Babilonia la cerveza se consumía en templos y, una variante de la cerveza, la chicha, en América constituía una ofrenda obligada a los dioses, como se sigue haciendo en algunos templos japoneses.

Aztecas y cerveza

Era una parte de la dote en Alemania?

Así es, tan importante era la cerveza en algunos lugares de la Alemania de finales de la Edad Media que los útiles para la elaboración de cerveza formaban parte de la dote aportada por las esposas al matrimonio. Además las recién casadas recitaban esta oración al entrar en sus nuevas casas:

Señor nuestro, cuando haga el braceado, ayuda a la cerveza y cuando amase ayuda al pan

Puedo decirte si esto es una stout o una porter sin probarla?

Imagen vía Blog Sean y Wonton
Imagen vía Blog Sean y Wonton

Deja con la boca abierta a tus amigos diciéndoles que lo único que necesitas es una bombilla. Es fácil diferenciar una stout de una porter colocando un vaso lleno ante una bombilla ya que, con la luz la porter adquiere un halo traslúcido ligeramente rojo mientras que la stout permanece totalmente opaca.

La cerveza no existía en América?

Hasta mediados del siglo XVI, cuando los españoles llevan sus fábricas cerveceras allí. Hasta entonces lo que allí tenían era la ya mencionada chicha, fabricada con maíz fermentado por las mujeres. Esta bebida sigue siendo muy común en Latinoamérica.

En Norteamérica la cerveza llegó de la mano de los “peregrinos”, los primeros colonos, que eran de origen británico o centroeuropeo y tenían sus propios métodos y preferencias en la elaboración de esta bebida. Eso, junto con las características del clima, explica las diferencias existentes entre los gustos de los cerveceros del norte (en especial la costa este) y los del sur.

Los antiguos egipcios la bebían caliente?

Lo que hoy en día nos parece un atentado contra la cerveza, en el antiguo Egipto era una práctica común.

La bebían tibia, procedente de la maceración de pan de cebada desmigado en agua, fermentada con zumo de dátiles y aromatizada con comino, jengibre y miel.

Lo de usar la cerveza para cocinar viene de lejos?

Hay muchos documentos que la sitúan como ingrediente de manjares en toda Europa desde hace mucho tiempo atrás aunque el esfuerzo por incorporarla a la mesa haya llegado de la mano de la cocina más sofisticada. Hay que tener en cuenta que en Europa la cerveza ha sido un elemento mucho más abundante que el vino, a diferencia de lo que ocurría en la península ibérica. Hoy en día ambas bebidas fermentadas juegan un papel fundamental en cualquier cocina que se precie.

Imagen vía The stone Blog
Imagen vía The stone Blog

Bueno, esperamos que estas anécdotas cerveceras os ayuden a sorprender a vuestros amigos en esos momentos de cerveceo que tanto nos gustan. ¿Conocíais alguna de las que os hemos contado? ¿Sabes alguna curiosidad más? ¡Cuéntanosla!

Cerveza: un mundo de anécdotas.

La cerveza ha formado parte de la cultura y la vida de gran parte de la humanidad desde hace milenios, lo que ha dado lugar a una gran cantidad de datos y hechos curiosos, muchos de ellos fiel reflejo de los usos y mentalidades de cada época y lugar. Hoy os brindamos una serie de anécdotas cerveceras de aquí y de allá con la que esperamos entreteneros.

Recipientes para todos los gustos

Cueno vikingo para beber cervezaViendo cómo se bebía la cerveza en la antigüedad, podemos decir que tenemos mucha suerte con nuestros vasos y copas de vidrio: los sumerios utilizaban una paja o un hueso vacío para no tragar los elementos en suspensión que llevaba el “pan líquido”. Los germanos y los vikingos la bebían en cuernos de bisonte con capacidad para dos o tres litros (el concepto de consumo responsable no estaba muy extendido en aquellos tiempos…) la talla y tamaño del cuerno denotaban la importancia del guerrero. Por cierto, los vikingos auténticos nunca llevaron cuernos en sus cascos, aunque siempre se les represente con ellos.

¡El pantalón no engaña!

Cuenta la tradición que en el norte de Europa los jueces averiguaban cuál era la calidad de la cerveza con la llamada “prueba del pantalón”. Los magistrados comenzaban bebiendo unas cuantas jarras, luego derramaban parte de la cerveza en sus bancos de madera y se sentaban encima. Al cabo de una hora intentaban levantarse, y si sus pantalones se habían adherido al banco, era que la cerveza tenía la densidad correcta. De lo contrario, reprendían al cervecero y le ordenaban bajar el precio.

Cerveza en Hispania

El historiador hispano-romano del siglo V, Pablo Orosio, dejó escrito cómo se fabricaba la cerveza en la época del cerco de Numancia (133 a.C.):

“Finalmente los cercados hicieron una salida después de haber bebido copiosamente, no precisamente vino, sino una bebida elaborada artesanalmente a partir del trigo y que ellos llaman Celia, porque ha sido hervida. La fuerza de la germinación se obtiene por fuego, después de haber sido mojado, secado y ligeramente molido el trigo, hirviendo con él distintas hierbas que le dan un sabor austero y un color enervante.”

La primera cervecera de América

Fue fundada en 1544 por el Español Alfonso de Herrera y estaba ubicada a unos trece kilómetros de la aldea de Amecaca, cerca del paso de Cortés. Actualmente es un campo de golf.

En Inglaterra la cerveza jugó con ventaja

Uno de los motivos que fomentaron la gran popularidad de la cerveza en Inglaterra, en detrimento del vino, fue la orden de Isabel I, tambien llamada la Reina Virgen (1533-1603), de arrancar todos los viñedos de la isla para sustituirlos por pastos.

“Beer” vs “Fromage”

¿Qué tiene que ver el queso francés con la cerveza bitter ale inglesa? Pues que ambos productos presentan aproximadamente el mismo número de variedades diferentes. ¡Alrededor de 265!

Ostras, ¡Qué rico!

Hasta la primera mitad del siglo XIX, en las tabernas británicas era muy frecuente ofrecer cerveza porter con una buena ración de ostras. Se trataba de algo habitual y muy económico, al alcance de los obreros. La progresiva disminución de la población de este molusco hizo que pasara a convertirse en un alimento para ricos, pero sigue siendo una combinación deliciosa.

¿Qué significa EUB?

No son las siglas de “¡Eh, una birra!”. El sistema EUB (European Units of Bitterness, unidades europeas de amargor) mide la intensidad de amargor de una cerveza. Una cerveza de 10 EUB puede considerarse poco amarga, y muy amarga con 40 EUB.

La catedral del lúpulo

La capilla de Nuestra Señora del Camino en la Catedral de León tiene un friso ornamental de piedra labrada en el que pueden verse unos tallos de lúpulo junto a otros de vid. La coincidencia de estar unos junto a otros demuestra, según algunos estudiosos, las influencias flamencas en Castilla. La capilla fue construida entre los siglos XV y XVI por Juan de Badajoz, El Viejo, coincidiendo con la llegada a España del séquito flamenco de grandes degustadores de cerveza, que acompañaba al mayor de todos: el emperador Carlos I. Hoy León sigue siendo la gran productora de lúpulo en España.

Merecido homenaje

La cervecería U Fleku es la taberna más famosa de Praga. Fue fundada en 1499 y en la pared de la sala de cocción donde se elabora su célebre lager oscura, está escrito: “Dios bendiga a la madre que dé a luz a un maestro cervecero”.

Cinco siglos después, no podemos estar más de acuerdo con la frase, ¿verdad?

Taberna U Flku en Praga