Volviendo a la rutina: cómo sobrevivir a la vuelta de las vacaciones

Los villancicos han dejado de sonar en la radio, All I Want for Christmas ha pasado a mejor vida hasta el año que viene y las películas navideñas de las tardes nos han hecho agotar ya las existencias de papel higiénico de casa. Sus Majestades de Oriente estuvieron en nuestras casas dejándonos un montón de regalos y un mesecito lleno de días laborables que recuperar.

Enero ha llegado, y con él un nuevo año y la vuelta a la rutina. Pero ¡que no cunda el pánico! Comenzar un nuevo año está lleno de ventajas:

Enero, el mes de las rebajas y de los nuevos propósitos

Sí, la cuesta de enero es nuestro acompañante este mes, pero también ¡han empezado las rebajas!

El momento perfecto para renovar vestuario y cambiar esos regalos navideños con los que no han terminado de acertar. ¡Es la oportunidad para ir a dar un paseo, darnos un caprichito y comprar aquello que, si no, no nos atreveríamos a comprar!

Pon fin a tu jornada laboral con una caña

Nuestra parte preferida de la vuelta a la rutina es retomar nuestros horarios, llevar una vida más estable y seguir nuestras costumbres. Y qué mejor costumbre que la de tomar una cerveza al terminar la jornada laboral o al acabar las clases de la uni. La vuelta puede parecer dura, pero si añadimos esta costumbre tan arraigada a nuestra cultura mediterránea, los lunes serán menos lunes. Además, es la mejor forma de conectar con ese compañero con el que apenas te da tiempo a hablar durante el día y seguro que tenéis muchas cosas en común e incluso podéis acabar siendo íntimos amigos que vais a tomar el aperitivo los domingos.

Este es el año…

Running, crossfit, zumba, aquabiking, pilates…las modas van y vienen y como no podía ser de otra manera ocurre de la misma forma en el deporte. Déjate de tantas promesas y propósitos sin cumplir y prueba alguno de estas nuevas formas de hacer deporte. ¡A lo mejor  eres un experto en crossfit y no lo sabes!

Por todas las nuevas oportunidades, por todas las personas que te sorprenderán y por todos los buenos momentos de cañas en compañía que están por venir. Por esto y mucho más, volver a la rutina no está tan mal.

Un año de brindis

Estamos a punto de entrar en 2015 y tenemos mucho por lo que brindar (si es que no te has cansado de hacerlo). Pero bueno, tampoco nos vamos a poner estupendos porque sabemos que éste no ha sido un año fácil, en general. Pero a toro pasado las cosas se ven de otra manera ¿verdad? Y seguro que ya estarás cogiendo fuerzas para comenzar un nuevo año lleno de buenos propósitos y de nuevas celebraciones para compartir con los tuyos.

En tu balance personal habrá habido de todo, momentos mejores, que seguro que nunca olvidarás, algunas situaciones tristes que también conviene recordar, pero apostamos a que otras muchas han pasado desapercibidas a tu lado y quizá son las culpables de que el 2014 haya sido un año memorable y por él que deberíamos alegrarnos.

Y si no nos crees, fíjate;

¡Por el 2015!Las muertes por malaria se reducen a la mitad desde el año 2000 con cosas tan sencillas como facilitar mosquiteras a la población en riesgo. Si no te parece suficiente, saber que La dieta mediterránea también reduce el riesgo de cáncer de mama es otra buena excusa para seguir con nuestros hábitos más saludables. Qué no te pones contento, eso es porque no quieres, ya que Científicos de Londres desarrollan la fórmula matemática de la felicidad, y ya sabes, si bajas un poquito las expectativas, la recompensa siempre será mayor. Quienes no dejan de aumentar sus ilusiones son los más solidarios porque Cruz Roja Española celebra su 150 aniversario, y es que a espíritu humanitario no nos gana nadie. Algo que también nos pone alegres es que España es la tercera potencia turística mundial. Y ¿por qué será?, pues ya te lo decimos, entre otras cosas porque España es el país con más banderas azules, lo cual quiere decir que no sólo disfrutamos de nuestras playas sino que también las cuidamos. Pero la cosa no se queda ahí, ya son 470 millones de personas las que tienen el castellano como lengua materna y nos parece poco. Cada vez quedan menos sitios dónde no te entiendan al pedir una caña 😉 Ahora, si algo nos pone felices de verdad es que La esperanza de vida mundial se ha incrementado en seis años desde 1990, así que vamos a por otros seis.

Por ello queremos desearte un feliz 2015 y, aunque haya días más reguleros, quedando con tus amigos a tomar unas cervezas, se harán más llevaderos. ¿A que sí?

Gracias y ¡feliz 2015!

 

 

Pd: Gracias a Sonbuenasnoticias.com por traernos las good news todos los días

Propósito de año nuevo: empezar a cumplir los propósitos de año nuevo

propósitos de año nuevo

“Todo parece imposible hasta que se hace”  Nelson Mandela

¡Ojo! Que está fenomenal esto de empezar el año poniéndose metas. Fenomenal. El gimnasio. Fenomenal. Las clases de inglés. Fenomenal. “De este año no pasa: me planto delante de mi jefe y le digo que esto no puede seguir así y que…”. Aham… Fenomenal. Pero os proponemos un nuevo objetivo, no para sumar a la lista, sino para llevar a cabo: cumplirlos. No se trata de enloquecer, sino de buscar propósitos asequibles y que la alegría de cumplirlos nos impulse a ir a por el siguiente. Por ejemplo:

Esas cañas pendientes con ese grupo al que no ves:
Toma las riendas. Haz un doodle para ver qué fechas le vienen bien a cada uno. Margen de un mes, más no (que nos conocemos). “Oooohhh… todos podemos el jueves 16 menos Lara Hernández…” Dos opciones:

  • Nada, chicos, lo dejamos para otro día en que podamos todos.

Asúmelo. Ese día no va a llegar. Porque cuando Lara Hernández no tenga dentista será Lupe la que tenga muchísimo trabajo o Felipe el que tenga que poner lavadoras. Eso es así. Esta opción es, por lo tanto, repite con nosotros: incorrecta.

  • Bueno, pues quedamos los que estamos y que Lara se sume a la próxima.

Eso es. Muy bien. ¡Lo tienes! Pon tú el bar, que si no te digo yo que pierdes a alguno que otro durante el proceso de decisión: “Genial. Nos vemos entonces el 16 a las 20:00 en la Plaza Mayor para ir al Bar Quito. El que llegue tarde que llame y le mandamos ubicación”
Esta opción es, sí, efectivamente, todos juntos: correcta.

Si Lara Hernández os pone algún problema (sea quien sea vuestra Lara Hernández), reenviadle este post. Sabrá entenderlo.

Entrégate a la acción, deja de pensar en qué quieres cambiar y ¡cámbialo! Busca un bar en el que se haga tándem con alguien que hable otro idioma para tomar unas cañas y unas tapas mientras habláis de cine, o música o… ¡lo que sea! Así practicarás idiomas de forma divertida. ¿Que quieres hacer ejercicio pero sólo te da pereza y el gimnasio no es lo tuyo? Busca en Facebook el grupo Beer Runners de tu ciudad y queda con ellos para correr un rato y luego tomar una cervecita. Tooooodos los maridajes que os hemos propuesto en este blog, sin ir más lejos, ¡pruébalos! ¿Siempre has querido tener un bar en la zona en la que vives ahora en la que te pregunten: “¿qué va a ser? ¿lo de siempre?” pues búscalo. Habla con el dueño o camarero, apréndete su nombre, cuídale, ¡pero hazlo!
El que sea. Sea el propósito que sea el que te hayas marcado: ¡hazlo! “No, es que… hasta que no pasen Reyes, no tiene sentido porque…” Repite con nosotros otra vez, por favor: incorrecto. ¡A por ello! ¡A por el 2014! ¡Con alegría! Haz que este año sea un gran año. Nosotros esperamos y confiamos en que así sea.

Buenos propósitos cerveceros para el 2013

Buenos propósitos cerveceros 2013“En 2013 voy a aprender inglés, voy a dejar de fumar, voy a pasar más tiempo con la familia…” En estas fechas, solemos renovar nuestros buenos propósitos de cara al año que empieza. Plantear nuevos hábitos es una forma de encarar el futuro con un objetivo que nos anima y nos ilusiona. En la última entrada del blog de este año, nos hemos planteado cómo podría ser una lista de buenos propósitos para un cervecero en 2013. Y aquí tenéis el resultado.

1. Cum laude en cultura cervecera. Desde su historia hasta las fases de  elaboración pasando por sus ingredientes o los recipientes idóneos para disfrutarla. La cerveza encierra tantos aspectos que los 365 días del año se te quedarán cortos para convertirte en el rival imbatible en un trivial “cervecero”.

2. Año nuevo, cervezas nuevas. Nadie se resiste a la clásica cerveza rubia, la lager, pero… ¿Te has planteado alguna vez en pedir algo diferente? Si con el cambio del año renuevas el armario o tu peinado, atrévete a hacerlo con la cerveza. Opciones hay para cualquier momento y cualquier plato con que la tomes: cerveza de abadía, especial, de trigo, negra, etc. Y no hace falta irse muy lejos…

3. Cada cerveza con su pareja. Si para ti comer con cerveza solo significa dar buena cuenta de las aceitunas del aperitivo, abre los ojos (y sobre todo, las papilas gustativas) a nuevas armonías. Las variedades elaboradas por las compañías cerveceras de nuestro país ofrecen todo un abanico de posibilidades: modernas (con cocina fusión), picantes (con comida mexicana) o exóticas (con platos peruanos).

4. La mejor recompensa. Salir a correr con amigos y tu música favorita se ha convertido en uno de los mejores momentos del día. ¿Y si lo completas con unas cañas en buena compañía? Este año 6 ciudades han descubierto los beneficios de la combinación entre cerveza y deporte gracias a la iniciativa Beer Runners: www.beerrunners.es. Una web que no deberías perder de vista, porque en 2013 también podría aparecer la tuya…

5. Honrarás a la cerveza y a la tapa. El Gordo y el Flaco, Fred y Ginger o Batman y Robin. Son parejas que han pasado a la historia por saber complementarse y mejorar el uno al otro. Del mismo modo que la cerveza y la tapa, que si por separado son irresistibles, juntas forman un binomio prácticamente perfecto y compatible con una dieta equilibrada:

6. Cerveza en la mesa… y en la cocina.  Un ingrediente aprovechable en todas las fases de una comida, que aporta un toque especial a muchos guisos, con un sabor propio que no enmascara el del resto de ingredientes. En entradas anteriores de este blog y en nuestro perfil de Twitter encontrarás muchas y variadas propuestas. ¡Que aproveche!

7. Nadie es perfecto… pero tu cerveza puede serlo. Empezando por pedir que te la sirvan adecuadamente, esto es, en un recipiente de cristal fino, que esté frío pero nunca congelado y con una espuma atractiva (alrededor de 2 cm).

8. Di NO al vaso del tubo. Unamos nuestras fuerzas para desterrarlo de los bares y restaurantes españoles. Sea cual sea tu variedad de cerveza favorita el próximo año, brindamos por un 2013 en el que no se beba directamente de la lata, un año sin vasos de plástico ni inventos horteras y, por supuesto, sin vasos de tubo.

9. Cervecear se conjuga en plural. Los mayas se equivocaron, el mundo seguirá girando en 2013 y tendremos nuevos motivos para reunirnos con nuestra gente. En nuestra cultura mediterránea disfrutar de la cerveza está ligado a distintas formas de relacionarnos con los demás: el aperitivo de los sábados con los amigos, una celebración familiar, el afterwork con los compañeros de trabajo…

10. Y por supuesto, no olvides la moderación. Sin esta palabra los 9 propósitos anteriores carecerían de sentido. Y es que debemos beber siempre para recordar.

Desde Cervecear esperamos que sigáis por lo menos algún punto de este decálogo y aprovechamos para desearos un 2013 lleno de buenos momentos cerveceros.