Porque no todo es azul y negro o blanco y dorado

Si tuviéramos que resumir lo más destacado de la semana en una frase vendría, sin duda, en forma de pregunta: “¿Tú el vestido lo ves azul y negro o blanco y dorado?” Todo comenzó cuando el pasado 27 de febrero una usuaria de Tumblr subió, a través de su cuenta personal, una foto de un vestido. Acompañando esta instantánea, la joven lanzo una inocente pregunta al aire “¿De qué color veis el vestido?”

El vestido de la discordia

Desde entonces, la población ha estado dividida en dos grupos: los creyentes de que el vestido era blanco y dorado, o los acérrimos al azul y negro. Nosotros, culpa de nuestra pasión cervecera, lo veíamos claramente blanco y dorado. Pero cuando la cosa no parecía llegar a ningún fin común hasta que varios usuarios decidieron usar la prueba fue definitiva: Photoshop. Con un simple escaneo de color la duda quedó resuelta. ¿El resultado? Alrededor del 75% de la población atónita sabiendo que la prenda era azul y negra.

Pero no es la primera vez que nos enfrentamos a estas “ilusiones visuales”. Diariamente, cuando estamos en un bar y pedimos unas cervezas, pocos son los que podrían decir las diferencias de matices en el color entre los distintos tipos y variedades. Pues bien, el fin de las disputas de este tipo acaba de llegar.

Alexander Michelbach y Daniel Eugster, diseñadores de publicidad afincados en Suiza, han creado el Beertone, una guía de colores/Pantone para los amantes de la cerveza. Esta genial idea ha sido el resultado de mezclar las dos pasiones de sus creadores: la cerveza y el diseño a través del color. El proyecto permite a cualquier persona identificar qué tipo de cerveza está consumiendo de un simple vistazo a su guía de color de bolsillo.

Siguiendo esta publicación, y haciendo un rápido resumen entre algunas categorías cerveceras, podemos apreciar que si el color de nuestra caña es más claro, estaremos disfrutando de una lager, muy extendida en España por ser una cerveza ligera y muy refrescante; en cambio, si vemos que nuestra caña presenta colores más rojizos tendremos posiblemente una de alta fermentación de tipo Abadía, algo más dulce que la anterior. Por otro lado, si en nuestro vaso vemos colores mucho más intensos y oscuros, acompañados de un mayor sabor a malta, podremos afirmar que una cerveza extra, con su característica cremosidad que inundará nuestra copa.

Estos son sólo tres variedades de cerveza que podemos descubrir dentro de las más de 200 v que recoge esta útil guía, la cual, sacará de dudas a ti y a tu círculo la próxima vez que pidáis una ronda de cañas. Porque como defienden los creadores del Beertone:

“Because beer comes in more colors than yellow or blurry.”

Cervezas: para gustos, sus colores

Tipos de cerveza

Rubio claro, ámbar, castaño, rojizo, marrón, negro, dorado… No son tonalidades de pelo, ni el color del vestido o de la corbata que vas a llevar a la cena de Navidad, son los colores de la cerveza; cada color con un sabor distinto, cada sabor con un tueste distinto pero siempre deliciosa.

Coronada reina del aperitivo, a veces no tenemos en cuenta que su variedad de sabores armoniza a la perfección con todo tipo de platos y nos perdemos la apetitosa posibilidad de jugar con diferentes combinaciones que pueden dar un giro nuevo e inesperado a una comida o una cena.

Esta semana queremos que te adentres con nosotros en el mundo de la cerveza más allá del tapeo, ¿nos acompañas?

Para gustos los sabores

Desde la rubia hasta la morena pasando por toda la gama de los tonos castaños, la cerveza se adapta a tus gustos:

  • Si te gustan los sabores suaves, tu cerveza es la lager: Mezcla perfecta entre suavidad y amargor, perfecta para tomar con platos con un punto ácido o carne asada.Foto de una tapa de lacón maridada con un cerveza tipo lager
  • Si te van los sabores más fuertes prueba una cerveza extra. Su tueste le da un color dorado oscuro característico.Imagen de una cerveza extra bien servida
  • ¿Te gustan los sabores ácidos? Hay un tipo de cerveza perfecta para ti: cerveza de trigo. Un sabor ácido, un cuerpo espumoso, un color rubio muy caracteristico… como para resistirse. Foto de tres cervezas de trigo
  • Eres una persona más dulce, te gustan los sabores afrutados… Prueba con una cerveza de abadía. Sabor fuerte, afrutado y con un color oscuro inconfundible que te encantará.
    Cerveza de abadia
  • La cerveza negra (stout). Es un sabor definido, con toques de sabor a regaliz y café, una espuma con cuerpo, y un color característico… Es sorprendente lo bien que funciona con algunos postres como el chocolate.Imagen de una cerveza negra

Distintos sabores, distintos colores para una bebida que, eso sí, siempre se debe servir de la forma adecuada: más o menos fría según la variedad (nunca congelada) y con un dedo de espuma.

Una bebida mediterránea

Desde sus orígenes la cerveza ha estado ligada a nuestra cultura y tradiciones. La esencia de la cerveza, la cebada, responsable de la suavidad y dulzura de esta bebida  tiene un fuerte arraigo en la cuenca del Mediterráneo.

Y ¿dónde se va a disfrutar más del sabor de una cerveza que en España? Porque si algo nos diferencia de los demás países europeos es nuestra cultura social de vida fuera de casa, de quedar con los amigos o familiares en un bar para disfrutar de buena compañía, algo de comer, una charla agradable y una rica cerveza.

Además, en España tenemos una importante y destacada riqueza gastronómica que nos ofrece una infinidad de  sabores distintos y todos ellos se pueden maridar con cerveza o si prefieres usarla como ingrediente en su preparación.

La cerveza queda bien con todo y si sabes cómo presentarla es una interesante alternativa a introducir en nuestras celebraciones más tradicionales. Si tenemos un amplio abanico de variedades de cervezas, ¿por qué no ampliar nosotros el abanico de momentos en los que disfrutar de ellas?